Italiano - English - Português - Español

Aliados de la naturaleza contra los últimos resfriados

  • Aliados de la naturaleza contra los últimos resfriados

    Aliados de la naturaleza contra los últimos resfriados

    Se difunden a través de la tos y de los estornudos, y los compartimos por las manos, al tocarnos la boca, los ojos… En invierno, los virus y síntomas de gripes y resfriados están por todas partes, de modo que hay que estar bien atentos, procurando tener unas defensas en forma y mantener unas medidas higiénicas básicas: lavar las manos frecuentemente, y estornudar y toser siempre tapando la boca con pañuelos desechables.

     

    Y si pese a todas las medidas que se toman no se ha podido esquivar el trancazo, nada mejor que tomárselo con el mejor ánimo posible. Es importante saber que no hay ningún tratamiento para acabar con gripes y resfriados, y que todo lo que solemos tomar está destinado únicamente a aliviar los síntomas. En ese sentido, cada vez más personas optan por los remedios naturales para suavizar la garganta, para respirar mejor, para la tos o para facilitar la eliminación de la mucosidad.

     

    Los aliados de la Naturaleza

     

    Para aliviar la tos producida por los virus del resfriado se suelen utilizar plantas con propiedades expectorantes que ayudan a arrancar los mocos y las secreciones que se acumulan en las vías respiratorias (faringe, laringe, tráquea o bronquios). El llantén es una de estas plantas y su extracto suele formar parte de la fórmula de algunos jarabes y preparados para la tos. Durante los días de su toma, se aconseja beber mucho líquido.

     

    Los ingredientes demulcentes ejercen una acción protectora local y una de las sustancias demulcentes más conocidas es la miel, muy utilizada en casos de resfriados y molestias respiratorias.

     

    El própolis, la agrimonia y erísimo (hierba de los cantores) son plantas tradicionalmente utilizadas para suavizar la garganta, de ahí que sean ingredientes protagonistas en sprays, jarabes y comprimidos para chupar.

     

    Para las vías respiratorias las yemas de pino se vienen utilizando desde la antigüedad por sus múltiples propiedades. Su contenido en aceites esenciales le confiere un alto valor antiséptico; también actúan aliviando las molestias de la garganta y ejercen una interesante acción expectorante y mucolítica.

     

    Por otro lado, las infusiones a base de mezcla de plantas como el eucaliptus, el tomillo, la malva, la salvia, el jengibre, etc. no han dejado nunca de formar parte de los remedios naturales para aliviar síntomas de gripes y resfriados. Hidratan, reconfortan y forman parte de nuestra tradición.

     

    ¿Todavía no los has probado?

    Dejar un comentario

    Campos requeridos*