Área farmacéuticos
Italiano - English - Português - Español

Buenos hábitos para el bienestar digestivo

  • Buenos hábitos para el bienestar digestivo

    Buenos hábitos para el bienestar digestivo

    La digestión es un proceso en el que están involucrados diversos factores como la masticación, la deglución,  la producción de  jugos y enzimas gástricas, la bilis, la flora intestinal, etc. Y del correcto funcionamiento de todos ellos depende, entre otras cosas, el bienestar digestivo.

    Por ejemplo,  comer con tranquilidad, masticar bien los alimentos, con tiempo y disfrutando del sabor, facilita, y mucho, las labores del estómago, ya que se favorece la segregación de saliva y de jugos gástricos. También se evita la formación de gases, de hinchazón y de dolores estomacales que suelen producirse cuando entra aire junto a los alimentos que ingerimos.

    Otra forma de evitar molestias digestivas es aprendiendo a sentarse correctamente, con la espalda erguida y haciendo pausas entre bocado y bocado. Las prisas en la mesa no son nunca bienvenidas.

    En cuanto al problema del tránsito intestinal, el primer paso para regularlo pasa por incrementar el consumo de fibra y de agua. En muchas ocasiones, introduir este pequeño cambio suele ser suficiente para notar mejoría.

    El tipo de comida también es determinante si queremos disfrutar de una buena digestión. Las comidas copiosas o muy ricas en grasas y las bebidas alcohólicas obligan a nuestro sistema digestivo-y al hígado en particular- a trabajar más de lo recomendable. Es mejor acostumbrarse a los alimentos fáciles de digerir como las verduras y a priorizar frente a los guisos y los fritos, las cocciones al vapor, a la plancha, al horno o hervidas.

    Y si la ocasión lo requiere y un día toca comida de celebración, suele resultar muy útil tomar un suplemento que incluya en su fórmula enzimas digestivas y plantas como el hinojo, que ayuda a a reducir la sensación de hinchazón provocada por los gases.

    Recordemos la famosa frase de Einstein: “Si haces siempre lo mismo, no esperes resultados distintos”. ¡Cambia tus hábitos! Seguro que tu bienestar digestivo saldrá ganando.

    Dejar un comentario

    Campos requeridos*