Área farmacéuticos
Italiano - English - Português - Español

Frutas y verduras de invierno

  • Frutas y verduras de invierno

    Frutas y verduras de invierno

    La naturaleza nos ofrece los alimentos más favorables para afrontar los meses en que los recogemos. Durante los meses de frío tenemos a nuestro abasto alimentos más calóricos como patatas, moniatos o las legumbres y las frutas de invierno nos aportan gran cantidad de vitaminas y minerales para reforzar nuestras defensas y hacer frente a resfriados, gripes o anginas. Si consumimos fruta y verdura de temporada nuestro organismo ¡seguro que lo agradece!

     

    FRUTAS DE INVIERNO

    Aunque nos parezca que las frutas de invierno son mucho más aburridas que las de verano, no es así, ¡tenemos muchas opciones!

     

    • Cítricos: Gran fuente de vitamina C, tienen grandes cantidades de antioxidantes que nos ayudan a reforzar nuestro sistema inmune. Los expertos recomiendan que una de cada dos o tres raciones de fruta sea un cítrico.
    • Caquis: Una sola pieza contiene la cantidad diaria recomendada de calcio, hierro y magnesio que la hace ideal para personas que sufran de hipertensión. También ideal para la piel, el cabello y los huesos.
    • Peras: Refrescantes y nutritivas, su alto contenido en agua las hace recomendadas para dietas de adelgazamiento y para dietas depurativas. También posee mucha fibra ideal para eliminar el colesterol y regular la función intestinal
    • Manzanas: Ricas en flavonoides y antioxidantes mejoran la salud cardiovascular y previenen la tensión arterial alta. Su alto contenido en fibra y agua las hace ideales para perder peso y contribuyen a reducir el colesterol y a prevenir el cáncer de colon.
    • Piñas: Fruta de origen tropical, la podemos consumir durante el invierno del hemisferio norte. Tiene muy pocas calorías, mucha agua, y también es rica en vitaminas y fibra. Ideal para mantener la línea y una gran ayuda para depurarnos.

     

    VERDURAS DE INVIERNO

    Las verduras de invierno se caracterizan, en su mayoría, porque consumimos sus hojas o raíces, a diferencia de las verduras de verano que suelen ser los frutos.

     

    • Espinacas y acelgas: Dos verduras de invierno con verde intenso que significa que contienen provitamina A y una gran cantidad de ácido fólico. Excelente fuente de vitaminas y unos de los vegetales con más cantidad de proteínas. A las espinacas se les atribuyen propiedades anticancerígenas, cardiosaludables y anti anémicas. Las acelgas pueden ayudarnos a prevenir la osteoporosis y a controlar el colesterol a la vez que fortalecen el sistema inmunológico
    • Las alcachofas: Muy conocidas por su efecto depurativo ya que nos ayudan a expulsar todas las toxinas que acumula nuestro organismo. Indicadas también para aquellos que les cueste digerir las grasas.
    • La familia de las crucíferas: Coles, coliflores, coles de Bruselas y brócoli son verduras que encontramos estos meses de más frío. Todas ellas son ricas en vitamina C y contienen hierro, ideales para prevenir anemias. Además, su alto contenido en fibra nos mantiene saciados y ayudan a combatir el estreñimiento. Se les reconoce un efecto positivo a la hora de prevenir enfermedades crónicas y degenerativas.
    • Escarola y endibia: El invierno es la edad de oro de estas verduras de hoja habituales de las ensaladas de esta temporada. Ambas son muy diuréticas y aportan muy pocas calorías.

    Dejar un comentario

    Campos requeridos*