Italiano - English - Português - Español

Granada

Punica granatum L.

Compartir en:

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+
Granada
Parte utilizada

Corteza de la raíz y, ocasionalmente, del tronco y de los frutos. También se emplea el jugo del fruto.

Indicación

Antiguamente se empleó el cocimiento de la corteza de raíz como tenífugo, acompañado de un purgante para provocar la expulsión de la tenia. Actualmente ha quedado en desuso en terapéutica humana, empleándose únicamente en veterinaria.

Popularmente, la pulpa de los frutos se ha empleado para elaborar el jarabe de granadina destinado a combatir las afecciones de garganta. Además, por su importante contenido en taninos en toda la planta, se ha empleado como astringente y antidiarreico.

Al ser un potente antioxidante,

Propiedades

La corteza de la raíz y del tronco tienen propiedades antihelmínticas, sobre todo contra las tenias. La corteza de los frutos es antibacteriana y astringente, mientras que los frutos tienen propiedades antioxidante debido a sus taninos hidrolizables.

Algunos componentes de su extracto han mostrado actividad antibacteriana y antifúngica.
El jugo obtenido tanto de los arilos de las semillas como del fruto entero ha mostrado una fuerte actividad antioxidante. Los polifenoles del jugo de granada inhiben la oxidación de las lipoproteínas de bajo peso molecular (LDL, conocido popularmente como “colesterol malo”).

La experimentación animal ha permitido conocer que el jugo reduce la peroxidación lipídica en macrófagos, la acumulación de colesterol celular y el desarrollo de la aterosclerosis, efectos atribuidos a su acción inhibidora del estrés oxidativo.