Italiano - English - Português - Español

¿Por qué nos perjudica dormir demasiado?

  • ¿Por qué nos perjudica dormir demasiado?

    ¿Por qué nos perjudica dormir demasiado?

    Existen muchos estudios del sueño que demuestran que dormir poco afecta a nuestra calidad de vida pero, ¿cómo nos afecta dormir demasiado? Lo importante a la hora de dormir es conseguir una buena calidad del sueño, por lo que, en este caso, más tiempo no significa dormir mejor y estar más descansado.

    ¿Cuántas horas son demasiadas? ¿Dormir más horas de las necesarias nos afecta negativamente?

    – Popularmente se cree que 8 horas son las necesarias para conseguir un estado de salud óptimo. No obstante, un estudio del sueño realizado durante más de seis años en un millón de adultos, ha demostrado que las personas con una tasa de mortalidad más baja son aquellas que duermen entre 7 y 8 horas. Aquellas personas que duermen 8 horas o más, o menos de 4 horas, tienen una tasa de mortalidad más alta.

    – El insomnio es causa y síntoma de la depresión. No obstante, el 15% de las personas que sufre depresión duermen demasiado. Las principales causas pueden ser el letargo o la falta de motivación ante la vida.

     – Cuando llegan los meses más fríos del año, lo único que nos apetece es meternos en la cama y taparnos hasta arriba. Los días más cortos y la menor exposición a la luz solar hace que nos sintamos con menos energía y que, por tanto, durmamos más. Sin embargo, físicamente no hay ningún motivo para dormir más. El cuerpo no necesita dormir más. De hecho, dormir más durante los meses de invierno agrava los síntomas de la afectividad estacional.

    – Cuando hablamos de sueño, es más importante hablar de calidad que de cantidad, ya que un sueño reparador es aquel que también es de calidad. Cuando dormimos mal, el cuerpo compensa la mala calidad del sueño con una ampliación de la duración del sueño. Para tener un sueño de calidad debemos seguir un estilo de vida saludable y unos buenos hábitos de sueño. Si conseguimos un sueño de calidad, 7 u 8 horas serán suficientes para despertarnos renovados y llenos de energía.

    – Alimentación y sueño van de la mano en cuanto a calidad del sueño. Una dieta llena de alimentos grasos hace que nos sintamos más cansados, ya que una mala alimentación significa mala energía, y eso quiere decir más horas de sueño. Si consumimos alimentos procesados antes de acostarnos, nuestro cuerpo dedicará más energía metabólica al sistema digestivo. Durante el sueño, lo ideal es que la sangre y la energía metabólica se centren en el cerebro, ya que es el que nos proporcionará una mejor calidad del sueño.

    En conclusión, aunque normalmente se asocien los trastornos del sueño con dormir poco, también puede suceder al revés. La cantidad del sueño se ve afectada por muchos motivos, y una mala calidad del mismo puede repercutir en cada persona de diferente manera.

    Dejar un comentario

    Campos requeridos*