Área farmacéuticos
Italiano - English - Português - Español

NOVEDADES
DE LA NATURALEZA

  • Alcachofa, la reina de las verduras de invierno

    Alcachofa, la reina de las verduras de invierno

    Las alcachofas son hortalizas originarias del norte de África y muy comunes en toda la zona mediterránea. Detrás de su origen se esconde una historia muy curiosa: cuenta la leyenda que el Dios Júpiter se enamoró de Cynara, una chica de una gran belleza que lo rechazó, Júpiter no aceptó bien su negativa y la transformó en Cynara Scolymus, que es el nombre científico de la alcachofa, la única verdura de la que decimos que tiene corazón.

     

    Propiedades de la alcachofa

    Siempre escuchamos hablar de la alcachofa como una verdura indicada para perder peso y es verdad que es muy eficaz para cumplir este objetivo, pero hay mucho más que debes saber sobre ella. ¡Atención!

     

    • Verdura con un bajo contenido calórico (solo contiene 40/50 calorías) por esto forma parte de muchas dietas de adelgazamiento
    • Alimento diurético que nos ayuda a eliminar toxinas, i especialmente, el ácido úrico. Gracias a su aporte de potasio es recomendable para tratar afecciones como la gota o la artritis.
    • Destaca por reducir los niveles de colesterol en sangre, así como disminuir la presión arterial
    • Recomendada para los problemas digestivos y metabólicos, gracias a la fibra soluble que aporta. Así, es depurativa, regula el tránsito intestinal y fortalece el sistema inmunitario.
    • Protege el hígado y contribuye a su recuperación en caso de enfermedades hepáticas. Para estas personas, es recomendable tomar un zumo de alcachofa, resultado de hervirla durante 15 minutos, antes de cada comida
    • Rebaja los niveles de azúcar en la sangre y, por lo tanto, ayuda a prevenir y tratar los casos de diabetes

     

    ¿Cómo comerlas?

    Las podemos comer en ensalada y aprovechar todas sus propiedades. También las podemos hervir y utilizar también el agua de su cocción.  Preparadas al horno o a la brasa resultan deliciosas. Además, podemos freírlas, rebozarlas, guisarlas o hacerlas rellenas.

    Para conservarlas lo mejor es ponerlas en un recipiente hermético dentro de la nevera o en una bolsa de plástico. Se oxidan rápidamente así que lo ideal es no dejarlas más de 5-6 días.

     

     

    Déjanos tus comentarios

  • Artículos Relacionados

    23
    Sep

    Cómo equilibrar la alimentación gracias al menú de otoño

    Para muchas personas el verano es una época de excesos culinarios, de desorden en las comidas y de falta de rutinas saludables. Y claro,...

    3
    Sep

    Alimentos que bajan la temperatura corporal

    El calor no solo se combate desde fuera, sino que también se puede hacer desde dentro: con una dieta de verano adecuada e ingiriendo...

PRODUCTOS DESTACADOS