Área farmacéuticos
Italiano -English - Português - Español

Alimentos anti-inflamatorios para cuidar las articulaciones

  • Alimentos anti-inflamatorios para cuidar las articulaciones

    Alimentos anti-inflamatorios para cuidar las articulaciones

    Como hemos explicado en varias ocasiones, el cartílagoque forma parte de nuestras articulaciones- es un tejido flexible, presente en los extremos de los distintos huesos que impide el roce y facilita la movilidad.

    Mientras los cartílagos están en buenas condiciones, todo funciona perfectamente, pero llega un momento en que empiezan a deteriorarse.

     

    Y aunque el factor primordial es la edad, existen circunstancias individuales que empeoran ese deterioro. Por ejemplo, las personas con sobrepeso y las muy deportistas suelen sufrir problemas articulares a edades más tempranas.

     

    Ahora bien, hay otro posible enemigo de nuestras articulaciones del que se habla poco, y es ni más ni menos que una alimentación errónea; consumir demasiados alimentos pro-inflamatorios perjudica las articulaciones. Y, por el contrario, si se aumenta el consumo de alimentos anti-inflamatorios los cartílagos (y las articulaciones) lo agradecerán… y mucho.

     

    Alimentos anti-inflamatorios aconsejables:

    Naranjas, limones, kiwis… son ricos en vitamina C es muy importante para la formación de colágeno (el colágeno es la “materia prima” de los cartílagos).

    La cúrcuma. Cada vez más utilizada como condimento, se suelen recomendar también como complemento alimenticio por sus propiedades anti-inflamatorias.

    Pescado azul. Es rico en omega-3, un tipo de grasas que en el organismo se transforman en compuestos de acción anti-inflamatoria.

    Frutos rojos (frambuesas, moras, fresas, cerezas…). Aportan antocianinas, de demostrada capacidad antioxidante y anti-inflamatoria.

    Aceite de oliva. La joya de los países mediterráneos. ¡Siempre indispensable!

    Frutos secos. Estupenda fuente de magnesio.

    Legumbres, verduras de hoja verde, cereales

     

    Alimentos pro-inflamatorios para tener bajo estricto control:

    Los azúcares. Conviene reducir galletas, pasteles, bollería… y muy especialmente los refrescos industriales azucarados, grandes enemigos de las articulaciones. Pueden ser sustituidos por zumos naturales de frutas, mucho más ricos y saludables.

    Alcohol, embutidos, carnes rojas

    -El glutamato monosódico es un aditivo muy utilizado por la industria alimentaria como potenciador del sabor de conservas, embutidos, caldos envasados, etc. No es perjudicial si se consume en cantidades moderadas, pero un exceso de “comida industrial” tiene efectos pro-inflamatorios que pueden llegar a repercutir en las articulaciones.

     

    Sigue estando claro que la alimentación natural es siempre más recomendable para tener una buena calidad de vida. ¡Incluso la salud de las articulaciones depende de lo que comemos!

    Dejar un comentario

    Campos requeridos*