Afecciones Invernales

Afecciones invernales El resfriado y la gripe son dos de las enfermedades más frecuentes en nuestra vida cotidiana. Con la llegada del frío y los me- ses de invierno aumentan los casos entre la población, principalmente por la disminución de la capacidad defensiva de las mucosas de las vías respiratorias superiores, una de las mejores condiciones para la supervivencia de los virus del resfriado, y porque las personas están más tiempo en espacios cerrados, lo que favorece la propagación de los virus y el contagio. Ciertos grupos de riesgo (los niños, las personas mayores o los enfermos crónicos) están más expuestos a padecerlas y es nece- sario extremar los cuidados puesto que la infección puede conllevar graves complicaciones. Resfriado Es una enfermedad leve de comienzo gradual, que suele empezar por la nariz y la garganta, y luego puede bajar a los bronquios. Suele durar de 5 a 7 días. Puede complicarse dando lugar a infecciones víricas o bacterianas de la garganta o los oídos, sinusitis o complicaciones bronquiales y/o pulmonares. Son frecuentes las recaídas. Gripe La gripe es también una enfermedad infecciosa aguda de las vías respiratorias, pero está causada por el virus de la influenza y afecta principalmente a las vías respiratorias superiores. La mayoría de las personas se recuperan en 1-2 semanas, pero en algu- nos casos pueden aparecer complicaciones. Resfriado y gripe: diferencias Conocer bien las diferencias entre el resfriado y la gripe es muy importante para poder establecer las medidas adecuadas de prevención y tratamiento. Signos y síntomas Paciente <2 años o >80 años Fiebre >40 ºC Mujeres embarazadas o lactantes Personas debilitadas (inmunodeprimidas...) Patologías crónicas (EPOC, asma, cardiopatías...) Duración de los síntomas >10 días No hay mejoría tras 5 días de automedicación Frecuentes: rinorrea, estornudos, congestión nasal, exceso de mucosidad, tos irritativa (seca) o con congestión bronquial, irritación de garganta, sensación de presión en los oídos y en los senos paranasales Poco frecuentes: fiebre alta o dolor de cabeza y, si se presentan, lo hacen de forma leve o moderada Gripe Síntomas de alarma Resfriado Fiebre alta (39-40 ºC)*, dolores musculares y articulares**, dolor de cabeza y de garganta, malestar general, sensación de fatiga y debilidad, nariz tapada y tos seca Puede provocar diarreas, náuseas y vómitos (sobre todo en niños) * La fiebre alta usualmente dura 1-2 días, pero puede durar hasta 5 días. ** Empiezan a desaparecer entre el segundo y el cuarto día, y pueden comenzar a producirse síntomas de resfriado, irritación de garganta, bronquitis, infección de oído o neumonía. Resfriado Gripe Inicio Gradual Brusco Fiebre alta No Sí Dolor de cabeza A veces Sí Dolor muscular No Sí Pérdida del apetito No Sí Escalofríos No Sí Cansancio A veces Sí Secreción nasal Sí No Dolor de garganta Sí Sí Tos seca desde el inicio No Sí Irritación ocular No Sí Complicaciones Probable Poco probable Vómitos y diarrea en niños Pueden producirse No ©Ediciones Mayo, S.A. Todos los derechos reservados

RkJQdWJsaXNoZXIy MzkzMDg=