Nutrición

Aceite de Oliva: la salud está en la mesa

Pocos alimentos hay tan saludables como el aceite de oliva. Hace 3.000 años que forma parte de nuestra mediterránea, donde los olivares encuentran el clima óptimo para su existencia.

A través de los siglos, los humanos hemos utilizado el aceite de oliva para múltiples fines: cosmético, higiénico, alimenticio, medicinal… La ciencia actual ha podido identificar y demostrar numerosos beneficios saludables que nuestros antepasados tan sólo intuían e incluso otras cualidades desconocidas hasta hace poco.

Entre otras cosas, hoy sabemos que el aceite de oliva:

– Es un potente antioxidante, gracias al alto aporte de vitamina E y polifenoles.

– Contribuye a controlar el colesterol total y a reducir el “colesterol malo”.

– En las personas diabéticas, ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre.

– Favorece la solidez de los huesos (interesante para las personas mayores).

– En las comidas actúa como antiácido natural y favorece además el tránsito intestinal.

– Hidrata la piel y el cabello.

Pero… ¿engorda o no engorda?

El aceite de oliva es un alimento bastante calórico pero por suerte, para aderezar una ensalada se necesita poca cantidad. Un chorrito moderado de aceite virgen de oliva alegra muchos platos y  supone muy pocas calorías.

Lo que sí engorda y resulta poco saludable es el aceite en el que se han frito alimentos grasos. ¡Pero la culpa es de las grasas! Porque con la cocción, parte de la grasa de esa chuleta o de aquella chistorra se va disolviendo en el aceite. ¡Ahí sí que mejor no mojar pan!  Pero una simple rebanada con un poquito de buen aceite de oliva (¡crudo!) y una pizca de sal es un placer gastronómico que, incluso si controlas tu peso, te puedes permitir con cierta frecuencia.

La cantidad que aconsejan todos los expertos es de 3 cucharadas soperas al día (unos 50 gramos).

Nuestros aceites

¿Te gustaría ampliar tus conocimientos sobre el aceite de oliva? Pues aquí te dejamos la lista de los principales tipos de aceituna:

Picual o marteña. Originaria de Jaén. Da un aceite de tonos verdes, ligeramente amargo y afrutado.

Hojiblanca y picuda (Córdoba y Málaga). Aceites dorados y de sabor suave.

Arbequina (Lérida y Tarragona). Aceites de tonos verdes, muy aromáticos y almendrados.

Empeltre (Aragón). Aceites amarillos y dulces.

Cornicabra. Entre Castilla-La Mancha y Extremadura. Aceites muy aromáticos y de fuerte sabor.

Royal (Cazorla, Jaén). Aceite de altísima calidad, de aroma afrutado y sabor suave.

Serrana (Castellón). Aceites dorado-verdosos, con gran cuerpo y sabor muy afrutado.

Otros Productos en Silueta y Belleza

Aquilea Detox+Quemagrasas

Detoxifica tu cuerpo con el Plan Exprés en 10 días.

Aquilea Drenante

Contribuye a la eliminación de líquidos acumulados en el organismo

Aquilea Celulite

Contribuye a la disminución de celulitis y a mantener la circulación venosa.

Aquilea Quemagrasas

Ayuda a controlar el metabolismo de las grasas

Artículos Relacionados

El desayuno ideal para tener más energía

Según el informe Estado de situación sobre el desayuno en España, presentado el pasado mes de febrero por la Fundación Española de la Nutrición (FEN), solo un 25% de la población española realiza un desayuno completo.

Aprende a comer jugando

Cuántas veces habremos oído en boca de nuestras madres eso de “¡Con la comida no se juega!” pero los tiempos han cambiado y precisamente porque sabemos lo importante que es una educación nutricional .

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo.