Nutrición

Tipos de grasa: buenas y malas

Según avanzan los conocimientos científicos, se van aclarando conceptos que años atrás estaban difuminados y se van abriendo nuevas perspectivas en la mejora de la salud de las personas. Saber distinguir entre grasas buenas y grasas malas es fundamental para poder introducir en nuestra alimentación pequeños cambios que nos proporcionarán grandes beneficios saludables. Te explicamos qué tipos de grasa hay y donde podemos encontrarlas.

Las grasas buenas son las grasas insaturadas. Es importante recordarlo, porque debemos aumentar su consumo:

- Son líquidas a temperatura ambiente

- Favorecen la formación de “colesterol bueno”, es decir, son buenas para el corazón

- Son antiinflamatorias

- Tienen un efecto protector frente a enfermedades degenerativas y algunos tipos de cáncer

- No representan un problema en el control de peso

- Se dividen en dos clases, las grasas monoinsaturadas y las poliinsaturadas

Las grasas monoinsaturadas (omega-9) se encuentran en las aceitunas, el aceite de oliva, los aguacates, los frutos secos… así como en la ternera, el cordero y los productos lácteos.

Las grasas poliinsaturadas (omega-3 y omega-6) se encuentran en el pescado azul, el marisco, así como en frutos secos y aceites vegetales (maíz, soja, girasol, etc).

Las llamadas  “grasas malas” son las grasas saturadas. No se trata de suprimirlas radicalmente, pero sí de consumir menos alimentos que las contengan:

- Son sólidas a temperatura ambiente

- Favorecen la formación de “colesterol malo”

- Se relacionan con la obesidad, la diabetes y algunos tipos de cáncer

- Se encuentran en alimentos de origen animal, como embutidos, vísceras, leche entera… y algunos de origen vegetal, como el aceite de palma.

Finalmente, están las grasas “muy malas”, conocidas como “trans” o “hidrogenadas”. Éstas sí que debes controlarlas a conciencia:

- Se utilizan como conservantes y para mejorar el aspecto de algunos alimentos preparados industrialmente

- Aumentan el “colesterol malo” y los triglicéridos

- Se encuentran en patatas fritas de bolsa, snacks, bollería, comidas preparadas, etc.

Cuanto mayor sea la cantidad de grasas saturadas, menos cantidad de producto debes consumir. No es preciso pasarse de saludables renunciando a alguno de los tipos de grasa que hay para  siempre,  es suficiente con tomarlas de forma muy ocasional.

legal

Aprende a cuidarte con nuestra Newsletter

Otros Productos en Silueta y Belleza

Aquilea Detox+Quemagrasas

Detoxifica tu cuerpo con el Plan Exprés en 10 días.

Aquilea Drenante

Contribuye a la eliminación de líquidos acumulados en el organismo

Aquilea Celulite

Contribuye a la disminución de celulitis y a mantener la circulación venosa.

Aquilea Quemagrasas

Ayuda a controlar el metabolismo de las grasas

Artículos Relacionados

El desayuno ideal para tener más energía

Según el informe Estado de situación sobre el desayuno en España, presentado el pasado mes de febrero por la Fundación Española de la Nutrición (FEN), solo un 25% de la población española realiza un desayuno completo.

Aprende a comer jugando

Cuántas veces habremos oído en boca de nuestras madres eso de “¡Con la comida no se juega!” pero los tiempos han cambiado y precisamente porque sabemos lo importante que es una educación nutricional .

En Aquilea,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo.