Consejos para la relajación y el estrés

Consejos para tomarse la vida más EnRelax

¿Es posible aprender a tomarse la vida con calma? ¿A que los acontecimientos no nos desborden ni nos afecten más de lo normal? ¿Por qué hay personas que ante un imprevisto, un problema o una decepción no parecen estresarse ni estar tan afectadas como otras?

La actitud ante la vida depende de muchos factores, pero está demostrado que si se desea, se pueden encontrar herramientas de la conducta que nos ayuden a mejorar nuestra forma de reaccionar ante los acontecimientos. Veamos algunas que ya podríamos empezar a poner en práctica para evitar estresarnos:

-La prisa no es buena consejera, por lo que siempre es mejor tomarse unos minutos de reflexión para valorar detenidamente la magnitud real de aquello que nos está afectando y saber actuar en consecuencia. Ya sea para solucionar el tema –si está en nuestras manos- o para aceptarlo del mejor modo posible, si la solución no depende de nosotros.

-Saber decir NO es un arte y debe hacerse con asertividad, esa bonita habilidad que nos permite dar nuestra opinión y exponer nuestro criterio de una forma sincera, honesta y educada, sin molestar a los demás. Puede no ser fácil en muchas ocasiones, pero está claro que es una habilidad que vale la pena trabajar porque evita muchos disgustos.

-Aprender a organizar bien el trabajo y atreverse a delegar. Pretender controlar absolutamente todo y asumir la carga de trabajo sin ayuda puede acabar produciendo un estado de nervios nada recomendable.

-No tomarse la vida con demasiado dramatismo y entrenar el sentido del humor, una excelente cualidad que ayuda a afrontar la vida con positividad.

-Hay que ser flexible. No hace falta tenerlo absolutamente planificado para ser feliz. ¡Hay quien afirma que muchas de las mejores cosas de la vida ocurren en situaciones imprevistas!

-Jugar, bailar, caminar, salir con amigos, pintar, correr… Casi todo lo que nos hace sentir bien es bueno para la mente y para el estado de ánimo, así que hay que buscar el tiempo de dónde sea y dedícalo más a disfrutar de las aficiones.

-La risa es muy conveniente porque relaja los músculos, aumenta la producción de endorfinas, estimula el sistema inmune, relaja, reduce la presión sanguínea…y el estrés. ¿Hacen falta más razones para intentar reírnos más?

Tener en cuenta estos aspectos e intentar ponerlos en práctica no sólo nos ayuda a afrontar la vida de una forma más serena y relajada, también mejora el bienestar personal y el equilibrio emocional. ¡Pongámonos en modo relax!

legal

Aprende a cuidarte con nuestra Newsletter

Artículos Relacionados

En Aquilea,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies .Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo.