Noticias

Visto en MIA – Artrosis y artritis, los problemas más comunes

¿Por qué nos duelen? “Las articuLaciones son los componentes del esqueleto que nos permiten el movimiento”, explican en la Sociedad Española de Reumatología (ser. es). Con el tiempo, las articulaciones acaban deteriorándose. ¿El motivo? “Los extremos óseos que se unen para formar la articulación están recubiertos por el cartílago articular [un tejido elástico y firme]”, explican en la misma sociedad. Y este tejido, compuesto en gran parte de colágeno (lee el reacudro al final del dossier) se desgasta. En un primer momento, pierde elasticidad y capacidad de amortigar el roce de los huesos; ahí comienzan a molestarnos las articulaciones. Cuando el desgaste avanza, el cartígalo pierde grosor y puede llegar a dejar de recubrir el hueso, llegando incluso a desaparecer en algunos puntos. A consecuencia de ello -con el roce constante-, los huesos sufren, se deforman (en los extremos se forman unos ‘picos’, los osteofitos).

¿Qué es la artrosis? La enfermedad que se deriva del desgaste del cartílago; la patología más común de las articulaciones (el 10 % de los españoles la padecen). “Afecta, sobre todo, al cartílago que recubre los huesos de las articulaciones sinoviales (es decir, de la rodilla, la cadera, las manos, las cervicales…)”, explica el médico Ferran J. García Fructuoso, del Institut Ferran de Reumatología (Barcelona; institutferran.org). ¿Influye la edad? Por supuesto: se relaciona -como has visto- con el desgaste del cartílago pero no por ello creas que es un problema propio de la vejez: aunque es más común a los 50 años, a partir de los 25 años pueden producirse cambios artrósicos que van a más si no se previene. “Cualquiera puede padecerla. Eso sí, el riesgo aumenta con la edad e incide más en las mujeres, debido a la pérdida de estrógenos, ya que éstos protegen”, explica el médico García. Y es que estas hormonas sexuales femeninas favorecen la reparación de las estructuras articulares y reducen su deterioro.

Identifica si es tu caso ¿síntomas que reveLan que comenzamos a padecer artrosis? Sobre todo el dolor. “la señal fundamental es el dolor, que aumenta con el movimiento y mejora con el descanso. Conforme avanza la enfermedad, se hace continuo y puede aparecer incluso en reposo”, agrega. Pero ¿qué sucede? Que este color se manifiesta de modo distinto en cada una de las zonas que pueden verse afectadas. Así, las rodillas al principio duelen al subir o bajar escaleras o caminar por terrenos accidentados. Cuando avanza la artrosis, se ‘agarrotan’ y necesitamos más tiempo para funcionar y, si estamos quietos o caminamos, nos molestan antes. En las manos: por las mañanas, al despertarnos, se nota rigidez en los dedos. Se siente alivio al moverlos pero las molestias regresan al poco tiempo. ¿Cómo puedes atenuarlas? Cierra y abre los dedos 15 veces, luego toca cada uno con el pulgar. En la cadera, al principio sólo percibimos molestias al caminar, tras descansar un tiempo, al subir y bajar escaleras, pero luego incluso al calzarnos o cruzar las piernas. ¿Soluciones para este caso? Practicar natación, que fortalece toda la articulación. ¿En las cervicales? Los síntomas más comunes son la rigidez y el dolor al mover el cuello, pero este dolor se prolonga durante días. ¿Para prevenirlo? Ejercítate cada día: eleva los hombros sin mover la cabeza varias veces, gira el cuello despacio a ambos lados cada cierto tiempo.

¿Qué es la artritis? como La artrosis, se trata de una enfermedad crónica y degenerativa pero su origen es distinto. “En España la padecen más de 200.000, y cada año se diagnostican más de 20.000 casos nuevos”, informan en la SER. “puede aparecer a cualquier edad, incluso en la niñez”, explica el experto. La artritis es una patología autoinmune, provocada por las defensas del propio cuerpo. ¿cómo se produce? Las articulaciones están recubiertas por una membrana -conocida como membrana sinovial- que nutre y protege los cartílagos. Cuando esta membrana se inflama, provoca dolor, calor en la zona afectada, hinchazón que se percibe a simple vista, sensación de rigidez (sobre todo por las mañanas) y menos movilidad. ¿Qué provoca la inflamación de la membrana sinovial? Se desconoce por qué el sistema inmunológico ataca una zona sana; es decir, la causa concreta de su aparición, pero los factores genéticos pueden suponer un 60 % de riesgo de desarrollarla. ¿Qué puedes hacer para aliviar el dolor que produce? Es eficaz darse una ducha de agua tibia, realizar estiramientos o aplicarse hielo sobre la zona.

¡Bacterias! esta es La Línea planteada por la Universidad de Harvard (Estados Unidos) respecto al origen de la artritis reumatoide. Según la investigación -publicada en 2013-, la bacteria Prevotella copri, que produce inflamación intestinal (atrofia la flora intestinal), puede estar detrás de su aparición.

¿Puede deberse al mal tiempo o la lluvia? Es la pregunta del millón. Suele establecerse un arelación de causa-efecto entre el mal tiempo y las enfermedades englobadas bajo el término reuma. Y está relacionado, pero de forma distinta: se debe -tal como informan en la Ser- a que quienes padecen daño articular tienen alterados también en estas zonas los receptores capaces de detectar los cambios atmos- féricos. Son más sensibles y, de este modo, sienten más dolor cuando el tiempo es malo o llueve. Así, la lluvia o el mal tiempo no las provoca pero sí las agudiza.

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo.