Área farmacéuticos
Italiano -English - Português - Español

Hortalizas y frutas del verano naturales: sientan bien y saben mejor

  • Hortalizas y frutas del verano naturales: sientan bien y saben mejor

    Hortalizas y frutas del verano naturales: sientan bien y saben mejor

    Rojo y natural: sienta bien y sabe mejor.

    ¡Aunque le ha costado llegar, el verano ya está aquí! Es tiempo de disfrutar del aire libre, del mar, del sol y del color rojo de las frutas y verduras que esta deseada estación nos trae. ¡Mira todo lo que nos aportan y lo buenas que son para la salud!

    El tomate. Riquísimo en licopeno, un potente antioxidante natural que protege las arterias y el corazón, y que también resulta aconsejable para los hombres con problemas prostáticos. Además aporta caroteno, especialmente bueno para la piel por sus propiedades protectoras frente a la radiación solar. También es fuente de vitaminas C y E. Disfruta de todas las variedades que existen y riégalos siempre con un buen aceite de oliva virgen  y una pizca de sal ¿Alguien se imagina un verano sin tomates?

    El pimiento rojo. Aporta grandes cantidades de vitamina C, por lo que aumenta las defensas y favorece la absorción del hierro y del calcio que contienen otros alimentos a los que acompaña; una buena opción para consumirlo crudo es añadirlo en las ensaladas y los gazpachos típicos del verano. Por cierto, también proporciona vitamina A, muy importante para la vista.

    Las fresas y fresones. Aportan vitamina C, potasio, lecitina, pectina, etc. Proporcionan buenos efectos depurativos, estimulantes biliares y  reguladores del colesterol. Al tratarse de frutas que crecen a ras de suelo y se comen sin pelar, es importante lavarlas muy bien antes de comerlas.

    Los arándanos, las frambuesas y las moras son bayas riquísimas en vitaminas y muy apropiadas en un gran número de platos. Son ideales para mezclar con yogur, para preparar postres y mermeladas y también, por qué no, como ingrediente de algunas salsas.

    Las cerezas. Ricas en potasio, hierro y vitamina B. Son antioxidantes y ayudan además a disminuir el nivel de ácido úrico. ¡Aprovecha a incluirlas en tus menús antes de que se acaben!

    La sandía. Tiene un excelente efecto depurativo, al estimular el funcionamiento de los riñones y facilitar así la eliminación de toxinas. Es muy ligera y refrescante, de modo que se convierte en una opción ideal para ayudar a combatir el calor y a controlar el peso.

    Aunque actualmente se puede encontrar todos los tipos de fruta y verdura durante casi todo el año, los expertos recomiendan dar prioridad a los productos de temporada ya que, además de estar en su punto de maduración, son más ricos en nutrientes que los que han estado viajando durante varios días en cámaras frigoríficas. También vale la pena fijarse bien y procurar consumir frutas y verduras de proximidad, un gesto que contribuye al desarrollo de la agricultura de tu entorno geográfico.

    Dejar un comentario

    Campos requeridos*