Área farmacéuticos
Italiano -English - Português - Español

Top de verdades y mentiras sobre el colesterol

  • Top de verdades y mentiras sobre el colesterol

    Top de verdades y mentiras sobre el colesterol

    Pese a lo mucho que se ha hablado de él y lo importante que es tenerlo controlado, todavía existen ideas equivocadas sobre el colesterol. Os dejamos una lista básica con algunos de los mitos y verdades sobre el colesterol más extendidos.

     

    Si me encuentro bien, no debo preocuparme por el colesterol. Falso.

     

    Una persona con los niveles de colesterol por encima de 200 mg/dl puede encontrarse estupendamente durante mucho tiempo y no saber que tiene un mayor riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con el corazón como cardiopatías coronarias. Este es el motivo por el que los expertos aconsejan a todo el mundo hacerse análisis de sangre de forma habitual.

     

    El colesterol que circula por nuestras arterias proviene solo de la alimentación. Falso.

     

    Entre un 70 y un 80% del colesterol lo fabrica el hígado y sólo una tercera parte la aportamos nosotros cuando ingerimos carnes, embutidos, quesos, huevos, mariscos…. El colesterol que fabrica nuestro organismo es el colesterol endógeno y, en caso de enfermedades hepáticas o de antecedentes familiares con hipercolesterolemia, la producción puede “dispararse” y elevar los niveles de colesterol en sangre.

     

    Hacer ejercicio o no, no afecta en nada al colesterol. Falso.

     

    Se ha demostrado que la práctica habitual de ejercicio físico, además de muchos beneficios para la salud contribuye al incremento de los niveles de colesterol HLD, más conocido como ‘el colesterol bueno’.

     

    La bollería, los pasteles, las galletas y la repostería en general tiene un alto contenido en azúcar, pero no en colesterol. Falso.

     

    La mayoría de este tipo de productos son ricos en ácidos grasos saturados, responsables de aumentar los niveles de colesterol malo (LDL); por eso se aconseja ser muy moderados a la hora de consumirlos o tomarlos de forma puntual.

     

    Los alimentos ricos en ácidos grasos insaturados pueden contribuir a reducir el colesterol. Verdadero.

     

    Estos ácidos grasos, conocidos como omega 3, se encuentran en frutos secos como las nueces, en los pescados azules, en algunos aceites vegetales, etc y, efectivamente, contribuyen a mantener los niveles normales de colesterol, por lo que no deberían faltar en nuestra dieta.

     

    En caso de colesterol alto, es mejor la margarina que la mantequilla. Verdadero.

     

    Aunque ambos son alimentos grasos, por lo que su consumo debe ser moderado, es cierto que algunas margarinas vegetales son más recomendables que la mantequilla, ya que contienen ácidos grasos poliinsaturados y en ocasiones, están enriquecidas con antioxidantes de origen vegetal. Pese a todo, hay que recordar no se aconseja en absoluto su consumo diario.

     

    Para compensar y ayudarnos a controlarlo en Aquilea tenemos algunos complementos alimenticios específicamente formulados para restar colesterol e incluso han sido premiados con el premio a la Innovación.

    Dejar un comentario

    Campos requeridos*