Área farmacéuticos
Italiano -English - Português - Español

Por un otoño más saludable

  • Por un otoño más saludable

    Por un otoño más saludable

    El otoño es una estación preciosa, especialmente si sabes adaptar tu estilo de vida a los cambios que se producen en este período: las temperaturas bajan y la luz del día se acorta.

     

    Más frío y menos sol pueden traducirse en un bajón a nivel mental (peor estado de ánimo) y también a nivel físico (disminución de las defensas). Ahora bien, contrarrestando con estos consejos los “efectos adversos” propios de la temporada, tendremos más posibilidades de disfrutar de un otoño saludable a todos los niveles.

     

    1. Utiliza ropa “de quita y pon”. Las temperaturas de otoño son muy variables entre la mañana, el mediodía y la tarde-noche. Es aconsejable vestir ropa de abrigo ligera, que puedas quitarte al entrar en casa o en la oficina, y ponerte al salir a la calle. Recuerda que tan molesto es pasar frío como pasar calor, y que los cambios bruscos de temperatura favorecen los resfriados.

     

    1. Hidrátate. Los ambientes cerrados y las calefacciones nos resecan por dentro y por fuera. Para preservar la humedad del organismo conviene beber líquido en abundancia… y para proteger la humedad de la piel, aplicarse crema hidratante en todo el cuerpo.

     

    1. Haz ejercicio. El ejercicio mejora la circulación sanguínea y contribuye a generar hormonas que mejoran el estado de ánimo. Un buen consejo es pasear por entornos naturales y realizar ejercicio al aire libre, donde puedas respirar aire puro y beneficiarte de la luz del sol que, como sabes, estimula la producción de vitamina D.

     

    1. Platos calientes. Las sopas, los caldos y las infusiones calentitas tonifican el cuerpo y humedecen las mucosas de las fosas nasales y de la garganta. Unas mucosas en buena forma están mejor protegidas contra gripes y resfriados.

     

    1. Alimentación natural. Frutas y verduras, especialmente las vitaminas de temporada y de proximidad, te aportarán nutrientes importantes para tus defensas. También puedes contar con complementos a base de probióticos, equinácea o própolis.

     

    1. Duerme bien. A menos horas de luz solar, más importante resulta dormir las 7-9 horas que nos corresponden para tener un buen estado de ánimo al día siguiente. También es fundamental mantener unos horarios regulares tanto para acostarse como para levantarse.

     

    ¡Sigue estas sencillas pautas! Te ayudarán a encarar el otoño en buena forma y con mejor ánimo. ¡Seguro que lo notarás!

    Dejar un comentario

    Campos requeridos*