Nariz y garganta

Eliminar la mucosidad de la garganta

En épocas de frío o de cambios bruscos de temperatura, es normal resfriarse. Todo el mundo ha sufrido un resfriado más de una y de dos veces. Sin embargo, muchas veces no sabemos cómo lidiar con la mucosidad que se forma en la garganta. Las flemas son realmente incómodas, producen tos y un mal sabor de boca.

¿Qué es la mucosidad?

Todos estamos de acuerdo en que las flemas son desagradables. No obstante, la mucosidad es una respuesta defensiva del cuerpo para protegerlo de los posibles virus y demás agentes patógenos. Cuando respiramos, bacterias, virus y otras partículas que se encuentran en suspensión en el aire pasan por nuestra nariz (que ejerce como primer filtro) y parte de ellas llega a nuestros pulmones. Tanto en la zona de la cavidad nasal como en los pulmones, la mucosidad atrapa todas estas partículas, virus y bacterias y en el caso de los pulmones, los cilios (pequeños filamentos móviles) empujan el moco, el cual llega hasta la garganta. En su mayor parte, las flemas llegan al estómago donde se acaba digiriendo y son eliminadas mediante el tubo digestivo. La mucosidad originada en la cavidad nasal, se puede expulsar también mediante el típico moqueo y el estornudo.

¿Cómo se forma la mucosidad?

El moco es una secreción en la que contribuyen varios tejidos al mismo tiempo. Por un lado, los vasos sanguíneos son los encargados de filtrar las sustancias que formarán parte de la mucosidad. Por otro lado, las células caliciformes y las glándulas submucosas son las responsables de producir la conocida mucosidad.

Esta sustancia está formada principalmente por agua, la cual se mezcla con otras sustancias como sales minerales, proteínas, oligosacáridos, lípidos, células como linfocitos y, por último mucina. Es precisamente esa última sustancia la encargada de darle la textura al moco, haciendo que sea viscoso.

Sin embargo, existen diferentes tipos de mucosidad. Según su densidad y su color,por lo general, la mucosidad transparente y de consistencia líquida es la más sana, siendo la que genera tu organismo en una situación normal como barrera protectora. En cuanto al cambio de color de los mocos, esto se debe a una variación en su composición, influyendo en gran medida la cantidad de células del sistema inmunitario que estan presentes en él.

Aquilea Mucus

Cuidado de las vías respiratorias

Tipos de mucosidad según su color

El color de las flemas puede ser un indicador del origen del aumento de la mucosidad por parte del cuerpo. Así, según la tonalidad del moco, este recibe diferentes nombres y se asocia a distintas causas.

Mucoide

Mucoide es la forma de llamar a los mocos transparentes de los que hemos hablado anteriormente. Suelen estar compuestos de agua, anticuerpos, proteínas y sales disueltas. Como hemos aclarado más arriba, los mocos transparentes son completamente normales y obedecen a un buen estado de salud. Su función es mantener lubricada la nariz y atrapar las partículas dañinas para las vías respiratorias. Si este moco pasa a ser blanco, significa que existe una congestión.

Mucopurulento

Cuando la mucosidad pasa a ser amarilla o verde significa que existe una infección. Su color se debe a que contiene glóbulos blancos, los cuales están luchando contra dicha infección. En un primer momento, la flema debe ser amarillenta y luego pasará a ser verdosa.

Por último, a veces los mocos pueden tener un color rosado al sonarnos la nariz. Esto únicamente significa que llevan sangre, seguramente debido a que el tejido de la mucosa nasal se ha dañado a consecuencia de la irritación que genera la infección. Si solo se presenta de forma aislada al sonarse la nariz, no hay de qué preocuparse.

¿Cómo eliminar la mucosidad en la garganta?

Existen diferentes remedios para eliminar la flema o mucosidad en la garganta. Este exceso de moco se puede deber a alergias, gripe, resfriado común o irritaciones.

Si quieres eliminar los mocos, lo primero que debes hacer es mantener el aire de tu habitación húmedo, puesto que el aire seco hace que se genere más mucosidad por su efecto lubricante. Para ello, puedes hacerte con un humidificador. Si le añades aceite de eucalipto a este aparato, te dará mejores beneficios.

Otra de las recomendaciones más repetidas por los médicos es mantenerse hidratado. Al consumir líquido, ayudarás a que la mucosidad tenga una consistencia menos espesa y que sea más fácil de eliminar. El mejor líquido que puedes tomar, tanto para los mocos como para un buen estado de salud, es el agua. Si quieres, puedes mezclarla con sal para hacer gárgaras. En el caso de que tengas tos, esto último te aliviará enormemente.

Por último, lo recomendable es tomar algún mucolítico que ayude a fluidificar las flemas y facilitar su eliminación; como puede ser un jarabe, pastilla o cualquier otra fórmula farmacéutica. Aquilea Mucus es un complemento alimenticio en forma de comprimido efervescente que te puede ayudar a eliminar la mucosidad de la garganta. Está compuesto por drosera, una planta que contribuye a eliminar la mucosidad. También contiene vitamina C, la cual ayuda al correcto funcionamiento del sistema inmunitario

Aquilea Mucus

Cuidado de las vías respiratorias

Aquilea Mucus

Cuidado de las vías respiratorias

legal

Aprende a cuidarte con nuestra Newsletter

Otros Productos en Vías Respiratorias

Aquilea Respira

Ayuda a la congestión nasal provocada por resfriados, ritinits alérgica, gripe y sinusitis

Aquilea Mucus

Cuidado de las vías respiratorias

Aquilea Mucus Jarabe

Alivia las vías respiratorias

Aquilea Garganta

Alivia la irritación y el dolor de garganta

Aquilea Própolis Spray

Mejora el bienestar de la garganta

Aquilea Própolis Jarabe

Cuida las vías respiratorias

Aquilea Tos Family

Calma la tos y protege de las irritaciones a toda la familia.

Aquilea Própolis Comprimidos

Cuidado de la garganta

Aquilea Kids Própolis

Cuida la garganta de los más pequeños

Artículos Relacionados

Hola, Si necesitas ayuda solo tienes que decirlo ¡Aquí estamos!

En Aquilea,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies .Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo.