Defensas

Los beneficios de los alimentos con zinc para las defensas

El zinc es un elemento indispensable para el cuerpo humano, pues ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. Este mineral no es producido naturalmente por el organismo; pero, al ser considerado un micronutriente, solo es requerido en cantidades muy pequeñas. Tras su absorción, puede intervenir de manera significativa en procesos orgánicos vinculados al crecimiento y el desarrollo.

Además de la protección frente a infecciones, causadas por hongos, bacterias y virus, y de combatir las enfermedades que estos microorganismos generan, el zinc también es indispensable para el funcionamiento de la segunda barrera del sistema inmunitario, la cual se pone en funcionamiento cuando las barreras primarias no consiguen actuar correctamente, es la responsable de generar los anticuerpos y las más efectiva contra los patógenos.

De igual manera, es esencial en la estructura de varias proteínas presentes en el organismo, por lo que un déficit de este elemento puede originar caída del cabello, dificultad en la cicatrización de los tejidos y alteración en la sensibilidad del gusto y del olfato.

La absorción del zinc se hace posible gracias a la ingesta de alimentos, principalmente de origen animal.

Lista de alimentos ricos en zinc

Existen numerosos alimentos ricos en zinc que otorgan una gran variedad de beneficios a nuestro organismo. Son distintos productos que se adaptan fácilmente a todos los gustos, generando así opciones para tener un cuerpo saludable y prevenir enfermedades.

  • Hígado de vaca: brinda una media de 7,3 mg por cada 100 g de consumo. Además, aporta vitamina B12, que favorece la creación de glóbulos rojos en la sangre, y te protege contra la anemia.
  • Almejas: las almejas aportan un total de 7 mg por cada 100 g de ingesta. En general, todos los crustáceos, mariscos y moluscos, contienen importantes proporciones de este mineral. Y, además, cuentan con numerosos ácidos grasos antioxidantes necesarios para reforzar nuestras defensas y mantenernos sanos
  • Ostras: estos moluscos contienen ácidos grasos omega 3 y alrededor de 60 mg del mineral por cada 100 g de alimento, gracias a lo cual pueden reforzar el sistema inmunitario.
  • Carne de vaca: la carne de vaca proporciona un total de 6,2 mg por cada 100 g ingeridos, y ayuda a la regeneración del tejido muscular gracias a su gran aporte en proteínas.
  • Semillas de calabaza: las semillas de calabaza aportan hasta 6 mg de zinc por cada 100 g de ingesta. Además, contienen numerosos elementos, como los ácidos grasos omega 3, tocoferoles o magnesio, que ayudan a proteger el sistema inmunitario contra las enfermedades del corazón y la diabetes.
  • Carne de ave: el pollo o el pavo brindan unos 5 mg de zinc por cada 100g y, además, contienen vitamina B6, indispensable para la creación de los glóbulos blancos que se encargan de proteger el sistema inmunitario.
  • Levadura de cerveza: este producto contiene altos valores en vitaminas y minerales. El zinc está presente en 5 mg de cada 100 g.
  • Lácteos: su presencia otorga una media de 4 mg de zinc por cada 100 g de ingesta, así como una gran cantidad de calcio, que ayuda a fortalecer los huesos.
  • Frutos secos: las avellanas y las almendras, son dos de los productos con mayor aporte vitamínico y mineral. Aportan en la alimentación hasta 4 mg de zinc por cada 100g de consumo, así como otros nutrientes y minerales indispensables para el correcto funcionamiento del sistema inmunológico.

Otros adicionales al zinc para el fortalecimiento de las defensas

Vitamina C

Entre los otros nutrientes favorables para el fortalecimiento del sistema inmunológico, se encuentra la vitamina C, requerida para la reparación y crecimiento de tejidos en todo el cuerpo. Además, es indispensable para el funcionamiento de la primera barrera el sistema inmunitario para la prevención de infecciones.

Al igual que el zinc, también actúa en la formación de proteínas, necesarias para el desarrollo y protección de órganos vitales para la actividad física. La vitamina C se halla principalmente en frutas cítricas y en verduras.

Própolis

Por su parte, mucho se ha hablado recientemente sobre la própolis, una sustancia producida por las abejas, a partir de la resina de las fuentes vegetales a las que acuden, mezcladas con saliva, polen y cera, y que es empleada para proteger las colmenas de agentes externos.

A este producto se le atribuyen múltiples propiedades medicinales: antibióticas, cicatrizantes, antiinflamatorias, analgésicas, antialérgicas, epitelizantes y anestésicas que ayudan a cuidar la salud general de tu organismo.

Con todo esto, para fortalecer nuestras defensas podemos ayudarnos de Aquilea Vitamina C + Zinc, un suplemento vitamínico que proporciona de manera muy sencilla las dosis óptimas de vitaminas y minerales requeridas por el cuerpo humano.

Aquilea Vitamina C + Zinc, es un suplemento que fortalece las defensas naturales del cuerpo gracias a su alto contenido en diversos minerales y vitaminas, y te ayuda a superar el cansancio y la fatiga para que puedas realizar con energía las actividades de la vida diaria. Además, contiene própolis, que aporta numerosos beneficios a la salud.

legal

Aprende a cuidarte con nuestra Newsletter

Otros Productos en Vías Respiratorias

Aquilea Respira

Ayuda a la congestión nasal provocada por resfriados, ritinits alérgica, gripe y sinusitis

Aquilea Tos Family

Calma la tos y protege de las irritaciones a toda la familia.

Artículos Relacionados

Para qué sirve la vitamina E

Para el buen funcionamiento de nuestro organismo, resulta imprescindible el consumo de ciertas vitaminas, siendo una de las más importantes la vitamina E, que es fundamental para el correcto desempeño de distintos sistemas y órganos.

¿Qué es y para qué sirve la Vitamina C?

La vitamina C  o ácido ascórbico es un nutriente hidrosoluble esencial para nuestro organismo. Resulta imprescindible para el desarrollo y crecimiento y además, ayuda al proceso de reparación de tejidos de cualquier parte del cuerpo.  

Alimenta tus defensas

¿Te imaginas un invierno sin resfriados? ¿O con menos resfriados y más llevaderos? Pues podemos intentar lograrlo prestando atención a la cesta de la compra.

El frío no resfría

El calor da calor y el frío da frío, pero no es la temperatura quien infecta tus vías respiratorias. Las infecciones del aparato respiratorio están provocadas, simple y llanamente, por virus.

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo.