Digestión

Causas y soluciones para una digestión pesada

Los problemas de digestión pesada son mucho más habituales de lo que se cree. Una mala alimentación, un estilo de vida inapropiado o las situaciones de estrés, son motivos suficientes para que la digestión no se lleve a cabo de la mejor manera. Esto hará que nos sintamos mal y el proceso digestivo no sea el más adecuado.

Este tipo de situaciones pueden darse en cualquier momento. Las típicas cenas de Navidad o las grandes reuniones entre amigos o en familia, son situaciones habituales en las que nos sentimos mucho más pesados después de comer. Y, en muchas de estas ocasiones, quizás la pesadez que sentimos no se deba a que hayamos comido bastante. Lo que ocurre en realidad, es que tenemos una mala digestión. Pero, ¿cuáles son sus causas más habituales y cómo podemos solucionar este problema?

Causas de una digestión pesada

Las causas de una digestión pesada no suelen proceder de situaciones graves. Es más, este problema es mucho más habitual de lo que parece, hasta el punto de que hay personas que lo padecen de forma constante. En la mayoría de las ocasiones, pueden ser solucionables si llevamos a cabo una serie de hábitos saludables en nuestra alimentación.

Una mala alimentación

Por lo general, una mala digestión suele ser producto de una alimentación incorrecta o inadecuada. Y, en este sentido, no solo se trataría de una comida puntual, sino también de una forma de alimentación que se alarga ya en el tiempo. Si no realizamos una dieta equilibrada, seremos mucho más propensos a sufrir de digestiones pesadas.

Sin ir más lejos, los alimentos grasos tienden a ralentizar y dificultar el proceso de la digestión. Si ya de por sí tenemos problemas de estómago, esta alimentación lo único que hará será agravar aún más el problema.

Situaciones de estrés

Esta situación está casi siempre relacionada con malos hábitos de vida. Hay momentos en los que, por diversas circunstancias, no comemos bien o adquirimos unos hábitos de alimentación que no son los más adecuados. Las situaciones de estrés del día a día, por ejemplo, nos llevan a descuidar nuestra dieta, lo que se traducirá con el tiempo en problemas de digestión. Precisamente, en situaciones de estrés, muchas personas sufren de lo que se conoce como gastritis emocional.

Alergias o intolerancias a algunos alimentos

A veces, los motivos de una digestión pesada pueden provenir de algún tipo de alergia o intolerancia hacia algún alimento. Es aquí cuando suelen aparecer síntomas como el dolor de estómago, los gases, la hinchazón, el reflujo o los ardores, que hacen que se produzcan fallos en el proceso evolutivo normal de la digestión.

Masticar y comer rápido

Si masticas rápido o apenas lo haces, la comida llega sin triturar al estómago. Esto lo que provoca es que la digestión se ralentice y resulte mucho más pesada, hasta el punto de que nos hará sentirnos incluso más cansados el resto del día. Además, ni no se mastica bien, los alimentos no llegan a mezclarse del todo con las enzimas de la saliva y no se absorben correctamente los nutrientes.

Cómo solucionar una digestión pesada

Hay muchos hábitos saludables que puedes adquirir para solucionar los problemas de digestión pesada.

En primer lugar, nada mejor que evitar en nuestra dieta la presencia de alimentos fritos, así como el tabaco y el alcohol. Estos elementos, lo único que van a provocar es una irritación en el estómago.

Lo contrario sucederá si nos acostumbramos a comer despacio y a masticar correctamente, para que el estómago no tenga que realizar el doble de trabajo.

Por otro lado, es fundamental mantenerse hidratado para fortalecer la salud digestiva. Para ello, no solo podemos optar a beber agua, sino también a tomar infusiones. Plantas como el hinojo, la menta, la manzanilla o el jengibre, son muy beneficiosas para llevar mejor la digestión, eliminar los gases y la hinchazón y combatir el estrés que puede acarrear una gastritis emocional.

El uso de Aquilea Digestivo

Una de las mejores soluciones para ayudar con los problemas de mala digestión es Aquilea Digestivo. Un complemento natural que contiene papaya, que ayuda a disfrutar de un mayor bienestar digestivo. Además, contiene un complejo multienzimático con enzimas digestivas que ayuda a digerir mejor.

Además, Aquilea Digestivo está compuesto por otros ingredientes que contribuyen al tratamiento de los síntomas asociados a una mala digestión: hinojo, una planta que contribuye a reducir la sensación de hinchazón y gases, jengibre para reducir la sensación de náuseas que se dan con la mala digestión, y calcio para neutralizar la acidez que se produce en el estómago.

En definitiva, una digestión pesada puede derivarse de múltiples causas. Atajar este problema es importante para que no se vuelva crónico, y el simple hecho de comer se convierta en una situación desagradable. Productos naturales como Aquilea Digestivo son un complemento alimenticio que pueden ayudarnos con este trastorno que, si bien no es grave, sí que resulta bastante molesto.

Otros Productos en Digestión

Aquilea Antiácido

Es un producto sanitario indicado para el tratamiento del reflujo y la hiperacidez.

Aquilea Digestivo

Aporta un bienestar digestivo completo reduciendo la hinchazón, los gases y las náuseas

Artículos Relacionados

Las enzimas en la digestión

La digestión es el proceso de transformación de los alimentos que ingerimos en pequeñas partículas que puedan ser asimiladas por nuestro organismo para hacer posibles todas sus innumerables funciones.

Qué es el reflujo gastroesofágico

Muchas personas padecen reflujo gastroesofágico de vez en cuando. La enfermedad por reflujo gastroesofágico es un reflujo leve de ácido que ocurre por lo menos una o dos veces por semana.

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo.