Área farmacéuticos
Italiano -English - Português - Español

¿Cómo andan tus piernas?

  • ¿Cómo andan tus piernas?

    ¿Cómo andan tus piernas?

    En la escuela aprendimos que “el calor dilata los cuerpos”, y en verano podemos comprobar que también dilata las venas. Es una realidad: al hacerse más anchas las venas de las piernas, a la sangre le falta presión para subir desde los pies hacia el corazón. Entonces empezamos a sentir que pesan y que se cansan a los dos pasos. Los tobillos se hinchan, a menudo se nota hormigueo y a veces dolor. Si las molestias son notables o perduran varios días, lo recomendable es pedir consejo médico.

     

    En cualquier caso, se pueden tomar medidas para aliviar dichas molestias. No es nada difícil ni complicado, y suelen resultar muy eficaces. Toma nota:

     

    1. Muévete. Tan sencillo como caminar facilita que la sangre circule como es debido. Los paseos por la orilla de la playa son formidables porque la arena y el agua masajean la zona.
    2. Haz ejercicios caseros para reforzar los músculos de las piernas. Son muy importantes para “sostener” las venas.
    3. Duerme con las piernas algo elevadas poniendo un cojín bajo el colchón. Estarás ayudando a mejorar la circulación de retorno.
    4. Si te sientas durante varias horas (un viaje en avión, por ejemplo), mueve frecuentemente los pies, levantando alternativamente los dedos y el talón para que los músculos de la pantorrilla “trabajen”.
    5. Viste prendas holgadas y evita cinturones apretados. Los zapatos, mejor anchos, cómodos y con poco tacón.
    6. Come frutas y verduras, y bebe agua en abundancia. Si en tu cuerpo todo “circula” bien, tus piernas andarán mejor. No abuses de la sal, de las bebidas alcohólicas ni de los refrescos azucarados.
    7. Después de la ducha, aplica agua fría efectuando un masaje de abajo a arriba, desde los tobillos hacia las rodillas.
    8. Masajea la zona con un gel para piernas cansadas; los encontrarás en tu farmacia y te ayudaran a calmar las molestias y a estimular la circulación.
    9. Evita el calor en las piernas. Los baños de sol, la depilación con cera caliente o las saunas, son ejemplos de lo que no se debe hacer cuando existe un problema de circulación en las piernas.

     

    Y recuerda, no hay remedios milagrosos que solucionen los problemas en 24 horas.  Sigue estos consejos a diario y las recomendaciones de tu médico o farmacéutico; verás como este verano tus piernas circularán mejor.

     

    Dejar un comentario

    Campos requeridos*