Descanso

¿Cómo dormir mejor a la vuelta de las vacaciones?

Después de las vacaciones, el estrés y los cambios de ritmo que comportan la vuelta a la normalidad nos impiden, a menudo, dormir bien y descansar por la noche. Durante el período vacacional tendemos a dejar de ser ordenados en el sueño: ahora salimos a cenar fuera, mañana a tomar una copa… Cada día es una excusa para ir a dormir más tarde de lo habitual y modificar nuestros horarios.  Además, el calor sofocante del verano no ayuda a nuestro sueño.

Para que la vuelta a la normalidad nos sea más placentera y tranquila, es necesario recuperar el orden perdido y empezar a dormir bien. Para eso, cosas tan elementales como cuidar nuestra alimentación, tener en cuenta el ambiente del dormitorio, unas rutinas de sueño, etc. pueden conseguir que durmamos mucho mejor.

Una de las primeras cosas que debemos tener en cuenta antes de acostarnos es que, como dice el médico Estivill, tenemos que “preparar el sueño”. Cuando nos acostamos tenemos la mala costumbre de repasar mentalmente cómo nos ha ido el día, pensar qué debemos hacer mañana, mirar el correo… ¡Y pretendemos que al apagar la luz nuestro cerebro pare de pensar y se ponga a dormir!

Evidentemente, esto no es posible. Para conseguir un buen dormir nuestra cabeza necesita entre 2 y 3 horas para poder realizar la desconexión de toda su energía mental. Así que nuestra primera recomendación para un sueño reparador será no comprobar aparatos electrónicos antes de irnos a dormir y dejar de convertir nuestra cama en un despacho.

Por otro lado, como hemos dicho, el ambiente en el que vamos a dormir tiene muchos factores a tener en cuenta: por ejemplo, la temperatura de nuestro dormitorio es vital para conseguir relajarnos y descansar. A la hora de iniciar el sueño, nuestro cuarto deberá tener unos 18ºC y, a ser posible, estar cómodo, sin ruidos y totalmente a oscuras, pues la melatonina se activa a lo largo de la noche cuando detecta oscuridad.

El ejercicio diario es muy beneficioso. Aún así, es poco recomendable justo antes de ir a dormir, pues estimularía nuestra circulación y nos activaría.

Es importante recuperar la rutina diaria que comentábamos al principio: nuestro cuerpo tiene que seguir unos horarios y descansar las mismas horas cada día. El Dr. Eduard Estivill recomienda también seguir “rituales de sueño”, como lavarnos los dientes, ajustar el despertador o preparar la ropa para el día siguiente. Todas estas acciones sin importancia ayudan a que nuestra cabeza se prepare para el descanso.

Así que ya sabes, si eres de los que has vuelto de vacaciones con los horarios descolocados y no puedes conciliar el sueño, empieza a poner en práctica estos pequeños consejos y… ¡a dormir!

legal

Aprende a cuidarte con nuestra Newsletter

Otros Productos en Descanso

Aquilea Sueño Forte

La solución para mantener un sueño reparador durante toda la noche.

Aquilea Sueño Compact

El original para conciliar y mantener el sueño.

Aquilea Sueño Express

Formato spray de rápida absorción para conciliar el sueño cuando lo necesitas.

Aquilea Sueño Gotas

Formato gotas para el descanso de toda la familia.

Aquilea Sueño Instant

Tu ritual de noche para conciliar y mantener el sueño.

Aquilea Melatonina

Regula el ciclo de sueño.

Artículos Relacionados

5 hábitos para dormir bien

Para nadie es un secreto que no hay nada como un sueño reparador para recuperar energías y tener un día mucho más productivo, principalmente cuando hemos tenido actividades desgastantes en el día anterior.

5 técnicas de relajación para dormir

Para muchas personas conciliar el sueño se convierte en una lucha diaria, y es que no es fácil desconectar de todo el estrés y todos los problemas del día a día y dejarnos llevar al mundo de los sueños.

Cómo evitar las pesadillas

Cuando no conseguimos conciliar el sueño, o nos despertamos por las noches, intentamos buscar remedios para dormir bien como métodos de relajación u otras pautas que nos ayuden a mejorar la calidad del sueño.

Trucos para dormir del tirón

Sólo quien lo ha vivido sabe del fastidio que significa despertarse involuntariamente en la mitad de la noche, y dar vueltas y más vueltas sin conseguir dormirse de nuevo.

¿Qué es la fase del sueño no REM?

La fase del sueño no REM es donde el cuerpo tiene la posibilidad de descansar físicamente a profundidad y la cual se compone de cuatro etapas progresivas que van desde el adormecimiento al sueño profundo de manera paulatina.

¿Es mejor cantidad o calidad de sueño?

Además de cuánto tiempo dormimos, la calidad del sueño es también una cuestión esencial. Este parámetro se relaciona con dormir bien y con que nuestro organismo tenga un buen funcionamiento durante el día.

Hola, Si necesitas ayuda solo tienes que decirlo ¡Aquí estamos!

En Aquilea,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies .Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo.