Descanso

¿Cuál es la temperatura ideal para dormir?

¿Cuántas veces te ha pasado de intentar dormir y sentir demasiado calor, pero a la vez no querer sentir frío? Esto suele pasar mucho en verano, pero ¿te has preguntado alguna vez cuál es la temperatura ideal para dormir?

En el artículo de hoy te contamos cuál es y qué factores influyen en la temperatura ideal para descansar, además de algunos consejos que te harán descansar como un ángel.

¡Sigue leyendo!

Factores a tener en cuenta

A la hora de irnos a dormir, tener en cuenta la temperatura del ambiente es algo que puede pasar desapercibido, pero ayuda notablemente a conciliar el sueño. La comunidad científica asegura que, para dormir adecuadamente, la temperatura ideal debe estar entre los 18 y los 21º C de temperatura. Si es verano, esa es la temperatura ideal del aire acondicionado para dormir. Pero existen una serie de factores que pueden hacer variar esta temperatura y que hay que tener en cuenta. Sin duda, se debe equilibrar la temperatura corporal con la temperatura del entorno.

El primer factor a tener en cuenta, antes de saber la temperatura ideal para dormir, tiene que ver con nuestra cama y almohada. Más allá de los gustos personales de uno mismo, la superficie sobre la que dormimos puede influenciar nuestro descanso. Tejidos como el algodón o la seda, adaptar la ropa de cama según la época del año, el pijama que llevemos, usar o no usar calcetines, todo ello contribuye a la calidad del sueño. Una pregunta que muchos se hacen es: ¿llevar o no llevar calcetines? Pues, para tu sorpresa, no es relevante. Hazlo como te sientas más cómodo. Si tienes frío, puedes llevarlos; si hace demasiado calor, no hará falta.

Asimismo, tener un equipamiento eficiente es el tercer factor que influenciará en nuestro sueño. Es tan importante evitar el frío en invierno como evitar el calor en los meses de verano. Instalar un sistema de calefacción y/o refrescamiento sostenible puede ser un gran aliado: no solo garantizan una temperatura ideal en la habitación o en todo el hogar, sino que, si además son sostenibles, permiten el ahorro y la eficiencia del consumo energético.

La humedad y la ventilación son otros dos factores que influyen en la temperatura ideal para dormir y descansar de forma adecuada. Por ejemplo, la humedad no solo afecta al sueño, sino también al ritmo de vida de las personas. Lo más recomendable es estar en unos niveles de humedad de entre el 40 y el 60%, así como ventilar la habitación y el hogar de forma constante para renovar la calidad del aire. Para evitar ambientes cargados, abre las ventanas y ventila un mínimo de 10 minutos.

No obstante, existe otro último factor del que también puedes sacar partido a la hora de ir a dormir: la luz. Cuando es de noche, cualquier fuente lumínica sobra. Por el mecanismo natural del cuerpo, el ser humano siempre ha adaptado sus horarios de sueño dependiendo de la luz solar: cuando es de día, es hora de moverse, cuando anochece, uno debe descansar. Los televisores, los móviles y los ordenadores han contribuido a minar los horarios adecuados de sueño para muchas personas. Lo recomendable es apartar cualquier fuente lumínica, sobre todo aquellas emisoras de luz azul. Y, en todo caso, si se tienen luces LED en la habitación lo ideal es adaptarlas a tonos bajos, luces tenues (azul oscuro, rojo oscuro…); todos aquellos colores e intensidad baja que contribuyan a calmarnos interiormente y crear un ambiente óptimo para provocar el sueño.

Algunos consejos para conciliar el sueño

Ya hemos visto los factores más importantes que nos influyen a la hora de conciliar el sueño y encontrar la temperatura ideal para dormir, pero existen otros pequeños puntos a tener en cuenta.

Por supuesto, el estilo de vida que lleve uno mismo tendrá mucho que ver en nuestros horarios nocturnos. Adaptar la temperatura del entorno con la temperatura corporal es esencial, pero también lo es llevar un buena alimentación basada en alimentos saludables, libres de azúcares y procesados porque, aunque no lo parezca, también contribuyen a la temperatura del cuerpo. Así como también lo hace practicar ejercicio, evitar el sedentarismo y mantenerse activo es fundamental.

Como todo, si ya prestas atención a estos factores para adaptar la temperatura para dormir y llevar un estilo de vida activo, hay quienes prefieren tomar complementos alimenticios para complementar esa nutrición saludable. Para darle un refuerzo extra a tu cuerpo y poder descansar correctamente, Aquilea tiene una alternativa genial que te ayudará a dormir: Aquilea Sueño Compact. Se trata de un complemento alimenticio que favorece la calidad del sueño de forma natural y en el que entre sus ingredientes se encuentran la melatonina, hormona reguladora del sueño, y extractos de valeriana, pasiflora y amapola de California.

En este verano, adapta la temperatura ideal para dormir y ten en cuenta estos factores. ¡Dormirás como un tronco!

Aquilea Sueño Compact

El original para conciliar y mantener el sueño.

Aquilea Sueño Compact

El original para conciliar y mantener el sueño.

legal

Aprende a cuidarte con nuestra Newsletter

Otros Productos en Descanso

Aquilea Sueño Forte

La solución para mantener un sueño reparador durante toda la noche.

Aquilea Sueño Compact

El original para conciliar y mantener el sueño.

Aquilea Sueño Express

Formato spray de rápida absorción para conciliar el sueño cuando lo necesitas.

Aquilea Sueño Gotas

Formato gotas para el descanso de toda la familia.

Aquilea Sueño Instant

Tu ritual de noche para conciliar y mantener el sueño.

Aquilea Melatonina

Regula el ciclo de sueño.

Artículos Relacionados

¿Cuál es la mejor postura para dormir?

Las distintas posturas para dormir tienen influencia sobre la calidad de nuestro sueño. Una postura incorrecta puede causar malestares y tensiones que fomenten lesiones musculares o molestias en huesos y articulaciones.

¿Qué tomar para dormir rápido?

Tener problemas para conciliar el sueño puede deberse a diversas causas. El insomnio es un trastorno del sueño que comúnmente causa dificultad, o bien para quedarse dormido o bien para mantener el sueño a un ritmo adecuado.

Consecuencias de la falta de sueño

Dormir no es un simple capricho del organismo, sino que se trata de una actividad vital, por lo que cuando se restringe o se limita las consecuencias negativas no tardan en aparecer.

¿Es efectivo el ruido blanco para dormir?

Al considerarse como una extensión de sonidos en los que no prevalece patrón alguno, el principal uso o característica del ruido blanco para dormir es la posibilidad de enmascarar los estímulos auditivos más intensos.

Hola, Si necesitas ayuda solo tienes que decirlo ¡Aquí estamos!

En Aquilea,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies .Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo.