Área farmacéuticos
Italiano - English - Português - Español

NOVEDADES
DE LA NATURALEZA

  • ¿Cuántas horas hay que dormir al día?

    ¿Cuántas horas hay que dormir al día?

    Dormir es el momento del día preferido por la mayoría de personas. Las hay que duermen mucho, otras que duermen poco, otras que se duermen nada más tumbarse en la cama y otras que necesitan unos minutos más. Sea como fuere, dormir es, además de placentero, beneficioso para la salud

    Descansar plácidamente por la noche incrementa la creatividad, mejora la memoria, reduce el riesgo de caer en depresión, ayuda a perder peso y, en general, nos hace estar más sanos porque nuestro sistema inmunitario emplea las horas de sueño para regenerarse. Además, cuando nos levantamos tras una noche de sueño reparador nos sentimos más enérgicos, llenos de alegría y sentimos que podemos comernos el mundo. 

    ¡Pero ojo! No por dormir más vamos a adquirir todos estos beneficios. Al revés, hacerlo demasiado es igual de contraproducente que no dormir o hacerlo pocas horas. En este post te contamos cuántas horas son las necesarias para mantener tu cuerpo y tu mente en perfectas condiciones. 

    Cuántas horas hay que dormir según la edad

    Para que las horas de descanso sean beneficiosas para la salud se deben cumplir dos requisitos fundamentales: por un lado, es necesario que la calidad del sueño sea buena, es decir, que no haya interrupciones y que hayamos estado tranquilos. Por otro lado, es fundamental que el tiempo destinado a esta actividad sea el adecuado para cubrir las necesidades de nuestro organismo. Esta estimación varía en función de cada individuo, siendo los recién nacidos los que más horas de sueño consumen al día y las personas mayores de 65 años las que menos:

    • Recién nacidos (0-3 meses). Son los reyes del descanso. Se recomienda que los neonatos duerman entre 14 y 17 horas al día, aunque la cifra puede oscilar entre las 11 y las 13 horas. 

     

    • Bebés (4-11 meses). Lo saludable es que duerman alrededor de las 12 y las 15 horas, pudiendo disminuir el rango una o dos horas. Eso sí, no deben superar nunca las 18 horas. 

     

    • Niños pequeños (1-2 años). Se recomienda que duerman entre 11 y 14 horas, 9 como mínimo. 

     

    • Niños en edad preescolar (3-5 años). Toda la energía que gastan durante el día deben recuperarla en sus 10 o 12 horas de sueño diarias. 

     

    • Niños en edad escolar (6-13 años). Aunque cada vez sea más difícil meterlos en la cama, todavía tienen que dormir entre 9 y 11 horas para tener un sistema inmunológico fuerte. 

     

    • Adolescentes (14-17 años). Esta es la franja de edad en la que unos no se levantan de la cama y otros no se meten en ella. Pues ni tanto ni tan poco: necesitan entre 8 y 10 horas para tener un buen descanso. 

     

    • Adultos jóvenes (18-25 años). Aunque los fines de semana esta regla no se va a cumplir, lo idóneo es que descansen 7 o 9 horas al día. 

     

    • Adultos (26-64 años). La rutina, las obligaciones y el tiempo de ocio en muchas ocasiones impiden que este grupo descanse las 7 o 9 horas que le corresponden. No obstante, deben organizarse para respetar este tiempo de descanso para desempeñar todas las actividades que les exige el día a día. 

     

    • Personas mayores (+65 años). Es habitual escuchar a este grupo de edad quejarse de que duermen muy poco y que lo hacen mal. Deberían dormir entre 7 y 8 horas, pero la realidad es que rara vez superan las 5. 

     

    Estos son los tiempos necesarios para hablar de un sueño reparador. Si bien es cierto que existen muchos factores que en ocasiones nos impiden cumplir con los horarios, las personas adultas debemos dormir como mínimo 7 horas por las noches para afrontar el día de la mejor forma. 

    Recuerda que si tienes dificultad para conciliar el sueño, existen soluciones naturales que te ayudarán a dormir, como cambiar hábitos, disponer de un espacio de descanso adecuado y productos como Aquilea Sueño, desarrollado a base de valeriana, pasiflora, amapola de California y melatonina para favorecer un sueño de calidad gracias a su fórmula en un innovador comprimido bicapa, especialmente estudiado para que sus ingredientes se liberen a medida que son necesarios, al principio del sueño y durante la noche.

     

    Comments are closed.

  • Artículos Relacionados

    30
    Abr

    Problemas de insomnio infantil, por qué se producen y cómo mejorarlos

    Los problemas para dormir en niños son una de las preocupaciones más frecuentes para los padres, bien por el exceso de energía acumulado de...

    6
    Abr

    Cómo dormir bien durante el confinamiento

    En estas fechas, poder dormir bien y descansar puede ser una tarea difícil para muchos. El sueño se compone de diferentes fases que ayudan...

PRODUCTOS DESTACADOS