Descanso

Relación entre la menopausia y el insomnio

La menopausia es un período fisiológico en la vida de las mujeres en el que se da el cese permanente de la menstruación. Suele producirse en torno a los 40 años, aunque en algunas mujeres empieza antes y en otras después. Su duración también es distinta y va desde unos pocos meses a varios años. Suele ir acompañada de unos cambios hormonales importantes que afectan al equilibrio físico y psicológico de muchas mujeres.

La menopausia afecta de manera diferente a cada mujer, pero muchas experimentan problemas dentro de lo que se denomina ciclo climatérico. La dificultad para dormir puede ser uno de ellos. El insomnio es la manera en la que nos referimos a un trastorno del sueño caracterizado por dificultades para conciliar el sueño o mantenerlo.

La menopausia y el insomnio

La relación entre la menopausia y el insomnio es frecuente. Las dificultades para conciliar el sueño pueden aparecer ya en el período de la perimenopausia, cuando se inicia la transición gradual hacia la menopausia; pero es sobre todo en la postmenopausia cuando hasta el 61% de las mujeres padecen insomnio.

Se caracteriza por la imposibilidad de dormir, el despertarse varias veces a lo largo de la noche o el desvelarse a altas horas de la mañana en un ciclo circular y repetitivo que resulta extenuante. El no tener un descanso reparador afecta considerablemente a la calidad de vida y bienestar de las mujeres que lo padecen.

Causas del insomnio en la menopausia

No se conocen todas las razones, pero numerosas causas físicas y psicológicas, así como hábitos poco saludables, están detrás de la relación entre la menopausia y el insomnio.

  • Los cambios hormonales tienen un impacto decisivo en el insomnio durante la menopausia. Es el caso de la reducción de estrógeno, una hormona esencial para el descanso, la regulación de la temperatura corporal durante la noche o el bienestar mental. De ahí que se incrementen en este momento los sofocos y la sudoración nocturnos, que a su vez disparan los niveles de adrenalina de nuestro cuerpo y producen estrés, afectando a la capacidad de conciliar el sueño.
  • El descenso de la progesterona durante esta etapa afecta también al sueño. Esta hormona tiene propiedades sedantes y ansiolíticas generales, por lo que su reducción altera la capacidad de conciliar el sueño.
  • El descenso de la melatonina que regula los ciclos de sueño y vigilia también es otra de las causas de la relación entre la menopausia y el insomnio. Se acelera con la edad y altera los patrones de descanso.
  • La ansiedad y tristeza que muchas mujeres experimentan en esta época en relación a los cambios vitales que se producen ahora, como el fin del período reproductivo, los cambios físicos, el crecimiento de los hijos o el envejecimiento de los padres, trastornan también el normal proceso de descanso.
  • Durante la menopausia se produce también una mayor incidencia de la apnea obstructiva del sueño y del síndrome de las piernas inquietas, que hace que estas se muevan continuamente durante la noche, dificultando el sueño.

Cómo tratar el insomnio en la menopausia

La falta de sueño afecta a nuestra salud física y mental, nos hace más irritables y decrecen nuestras habilidades cognitivas. Existen una serie de hábitos con los que se puede, sin embargo, combatir el insomnio durante la menopausia.

  • Mantener un horario regular: conservar una rutina diaria, evitando las siestas largas y estableciendo una hora concreta para irse a dormir todos los días, ayuda a conciliar el sueño y a reducir el insomnio.
  • Hábitos de vida saludables: hacer deporte de manera regular y mantenerse activas, realizar cenas ligeras y tempranas o evitar el alcohol y el tabaco, además de otros alimentos excitantes como el café, puede ayudar a restablecer las rutinas de sueño y a mejorar su calidad. No ver la televisión o las pantallas de los móviles antes de dormir es fundamental para no estresar nuestro cerebro. El tomarse una ducha templada antes de meterse en la cama también es una medida con resultados positivos por su efecto calmante.
  • Cuidar el ambiente del dormitorio: el lugar donde dormimos debe ser tranquilo y relajante, sin excesiva luz y sin ruidos. La temperatura tiene que ser también apropiada. Es necesario regularla para que no sea ni demasiado alta ni demasiado baja.
  • Utilizar productos que nos ayuden a conciliar el descanso: Aquilea Sueño Compact es una forma de favorecer el sueño de manera natural durante la menopausia y conseguir un descanso duradero y reparador. Su innovadora tecnología bicapa Compact hace que los ingredientes se liberen de manera escalonada en el momento en el que son necesarios, y que los comprimidos sean más pequeños y compactos, sin que pierda nada de su efectividad. La primera capa es liberada rápidamente tras la ingesta. Contiene melatonina, un elemento fundamental para infundir el sueño y regular su inicio. Una segunda capa se libera de manera retardada. En esta hay extractos de valeriana, pasiflora y amapola de California, que van a promover y contribuir a la consecución de un sueño de larga duración.

Esperamos que haya sido útil la lectura del artículo y hayas descifrado por qué aparece el insomnio durante la menopausia, además de diferentes métodos para tratarlo.

Aquilea Sueño Compact

El original para conciliar y mantener el sueño.

Aquilea Sueño Compact

El original para conciliar y mantener el sueño.

legal

Aprende a cuidarte con nuestra Newsletter

Otros Productos en Descanso

Aquilea Sueño Forte

La solución para mantener un sueño reparador durante toda la noche.

Aquilea Sueño Compact

El original para conciliar y mantener el sueño.

Aquilea Sueño Express

Formato spray de rápida absorción para conciliar el sueño cuando lo necesitas.

Aquilea Sueño Gotas

Formato gotas para el descanso de toda la familia.

Aquilea Sueño Instant

Tu ritual de noche para conciliar y mantener el sueño.

Aquilea Melatonina

Regula el ciclo de sueño.

Artículos Relacionados

Cómo evitar las pesadillas

Cuando no conseguimos conciliar el sueño, o nos despertamos por las noches, intentamos buscar remedios para dormir bien como métodos de relajación u otras pautas que nos ayuden a mejorar la calidad del sueño.

Trucos para dormir del tirón

Sólo quien lo ha vivido sabe del fastidio que significa despertarse involuntariamente en la mitad de la noche, y dar vueltas y más vueltas sin conseguir dormirse de nuevo.

¿Qué es la fase del sueño no REM?

La fase del sueño no REM es donde el cuerpo tiene la posibilidad de descansar físicamente a profundidad y la cual se compone de cuatro etapas progresivas que van desde el adormecimiento al sueño profundo de manera paulatina.

¿Es mejor cantidad o calidad de sueño?

Además de cuánto tiempo dormimos, la calidad del sueño es también una cuestión esencial. Este parámetro se relaciona con dormir bien y con que nuestro organismo tenga un buen funcionamiento durante el día.

Hola, Si necesitas ayuda solo tienes que decirlo ¡Aquí estamos!

En Aquilea,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies .Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo.