Huesos y Articulaciones

¿Es malo crujirse los dedos?

¿Quién no ha hecho alguna vez el gesto de crujirse los dedos de las manos o de los pies? Muchas personas lo hacen de forma espontánea como un gesto que repiten en varias ocasiones durante el día sin ninguna motivación especial. Pero, ¿es malo crujirse los dedos?, ¿con el tiempo puede ser perjudicial para tus huesos, tendones y articulaciones?

Cuando alguien se cruje los dedos de las manos se produce un característico sonido o chasquido que a muchos les parece algo molesto. Esto podría dar lugar a pensar que se trata de los propios huesos de los dedos crujiendo, pero nada más lejos de la realidad. Ese sonido es consecuencia de otro proceso que explicaremos a continuación y conoceremos si es perjudicial o no para las articulaciones.

¿Por qué nos crujen los dedos?

Ese sonido tan particular al crujir los dedos se produce cuando explotan las bolsas de gas que se hallan en el interior de la cápsula articular del líquido sinovial, que tienen una característica forma de burbuja. Lo que se produce, en realidad, es un aumento de espacio entre las piezas óseas de las articulaciones, dilatándose la cápsula del líquido sinovial.

Con el primer crujido, los gases del interior de la cápsula sinovial estallan y desaparecen durante unos minutos. Es por esta razón por la que no puedes volver a crujirte los dedos hasta pasado un tiempo, cuando los gases vuelven a su estado inicial.

Este líquido es el encargado de lubricar las articulaciones para permitir todos sus movimientos. La pérdida de líquido sinovial con el paso de los años o con la aparición de algún problema articular es lo que provoca la aparición de ciertas molestias articulares que reducen la amplitud de movimientos de las articulaciones.

Hay quienes encuentran placentero o desestresante este gesto, por lo que no consideran que sea malo crujirse los dedos. Pero lo que ocurre en realidad es que, con el crujido y el movimiento de las articulaciones, se estimulan las terminaciones nerviosas de las manos. Esto es, precisamente, lo que da lugar a esa sensación de placer o pérdida de estrés tras crujir los dedos.

Curiosamente, el sonido tan característico al crujirse los dedos es mucho más apreciable y fácil de llevar a cabo en los hombres que en las mujeres. Esto se debe al hecho de que la musculatura y las articulaciones de los hombres son más toscas que las de las mujeres.

¿Hay desgaste en las articulaciones al crujirse los dedos?

A decir verdad, en un primer momento no es malo crujirse los dedos. Sin embargo, tampoco resulta recomendable repetir este gesto con frecuencia, ya que con el tiempo, se puede llegar a sufrir un desgaste en los ligamentos, los tendones y la articulación de la mano y los dedos en general. De hecho, el sonido que se produce en los dedos de una persona con ciertos problemas de movilidad cuando se los cruje es diferente al de una persona que no los tiene.

Por lo tanto, se puede decir que si te crujes con frecuencia los dedos de las manos y los pies estás desgastando tus articulaciones, tendones y ligamentos más de lo habitual. Esto va a derivar, con el paso del tiempo, en la posible aparición de molestias y debilidades musculares que dificultan la movilidad de las articulaciones.

No obstante, la acción de crujirse los dedos no es la principal causante de una patología grave de movilidad. Pero sí que puede ser un condicionante si ese gesto de crujirse los dedos se repite con bastante frecuencia durante mucho tiempo. Además, también puede producirse cierta debilidad muscular y generar inestabilidad articular.

De hecho, todas las articulaciones poseen un equilibrio entre sus partes que se altera a medida que hacemos gestos que no son habituales. Crujirse los dedos afecta a la tensión y al equilibrio normal de las articulaciones.

¿Cómo prevenir las molestias y cuidar la flexibilidad de las articulaciones?

Las personas que deseen prevenir las molestias y cuidar la flexibilidad de las articulaciones pueden tomar Aquilea Articulaciones Forte-dol. Estos comprimidos contienen entre sus ingredientes cúrcuma, condroitina, glucosamina, colágeno, ácido hialurónico y vitamina C.

Precisamente, la cúrcuma de este complemento alimenticio contribuye a que tus articulaciones se mantengan flexibles y estables durante más tiempo. La vitamina C, por su parte, ayuda a que el organismo pueda producir más colágeno para el óptimo funcionamiento de los cartílagos.

En definitiva, no es malo crujirse los dedos, pero no es un hábito beneficioso para tu salud. Si lo repites con frecuencia, es probable que, con el paso del tiempo, puedas padecer molestias tanto en las articulaciones como en los tendones y los ligamentos de los dedos y manos. No hacerlo será uno de los mejores remedios para prevenir daños y cuidar de tus manos.

Aquilea Articulaciones Forte-dol comprimidos

Articulaciones más flexibles con un solo comprimido al día.

Aquilea Articulaciones Forte-dol comprimidos

Articulaciones más flexibles con un solo comprimido al día.

legal

Aprende a cuidarte con nuestra Newsletter

Artículos Relacionados

En Aquilea,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo.