Huesos y Articulaciones

Por qué se produce con el paso de los años el desgaste de cadera

El desgaste de cadera es una de las alteraciones esqueléticas más frecuentes en todo el mundo. Afecta principalmente al sexo femenino y a personas de edad avanzada, por lo que una gran mayoría de los que presentan esta alteración, comienzan a experimentar los síntomas a partir de los cuarenta años.

La cadera posee una articulación que está formada por el fémur y los huesos de la pelvis. El fémur consta de un extremo esférico denominado “cabeza”, que encaja casi perfectamente en la pelvis, formando la articulación “coxo-femoral”, que nos permite mover las piernas en casi todas las direcciones.

A medida que pasan los años, existe un desgaste progresivo de las estructuras que forman esta articulación, ya que pierde parte de su grosor, textura, resistencia y consistencia. Esto da origen a un desgaste significativo de la cadera, que trae consigo diferentes síntomas.

Aquí te dejamos un post de por qué aparece el dolor en las articulaciones y cómo evitarlo.

Síntomas del desgaste de cadera

El síntoma habitual del desgaste de cadera es el dolor, acompañado de rigidez y alteración de la movilidad. El dolor habitualmente se localiza en la zona de la ingle y, en algunos casos, se extiende por la cara anterior del muslo, hasta las rodillas: a eso lo llamamos dolor referido. Por esto, es importante saber que este dolor no se presenta únicamente en el área de la cadera, ya que también afecta estructuras adyacentes.

Una de las características más destacables es que se presenta como un dolor mecánico, es decir, que aumenta en la actividad y mejora en el reposo, distinguiéndose de otras alteraciones. En un principio, este síntoma solo aparece cuando la persona camina grandes distancias o sube y baja escaleras; pero, a medida que el desgaste progresa, los síntomas se hacen más evidentes y aparecen incluso durante la actividad mínima.

Qué puede causar un desgaste de cadera

Existen distintos factores que predisponen a presentar desgaste de cadera, pero el principal es el proceso natural de envejecimiento. Esto se debe a que, con el paso del tiempo, disminuye la producción de todas las sustancias que permiten cuidar y reparar las articulaciones, lo que provoca la aparición de un desgaste progresivo. Si a esto se le suma el uso excesivo o un antecedente de golpes repetitivos (como en el caso de deportistas), hay mayores probabilidades de que aparezca.

Por otro lado, las alteraciones en los vasos sanguíneos pueden afectar negativamente la articulación de la cadera. En algunos casos se genera una falta de nutrición a la cadera, acelerando el daño y el desgaste.

La obesidad es otra de las causas de este tipo de desgaste, debido a que en la articulación recae todo el peso del cuerpo, generando una presión constante y excesiva, que acelera el proceso degenerativo. Pasa igual si una persona tiene una pierna más larga que otra: en este caso, es un solo lado del cuerpo que se encarga de soportar todo el peso.


Qué puedes hacer si sufres de desgaste de cadera

Si padeces desgaste de cadera es probable que las molestias y la falta de movilidad sean lo que más te afecte. Por esto existen distintos productos, como es el caso de Aquilea Articulaciones Forte-Dol que contribuye a mejorar las molestias y, a la vez, ayuda a cuidar la flexibilidad de las articulaciones. Estos son los ingredientes con los que cuenta:

  • Cúrcuma: es una planta originaria de India que posee distintos beneficios, incluyendo propiedades antiinflamatorias demostradas en distintos estudios científicos. Su principal función en el desgaste de la cadera es mejorar la movilidad y la flexibilidad.
  • Colágeno: es una proteína que, normalmente, se encuentra en la piel, huesos y cartílagos; pero, a medida que envejecemos su producción disminuye. Ésta ayuda al desarrollo de los huesos y de los principales grupos musculares.
  • Ácido hialurónico: contribuye a la regeneración del cartílago, ayudando a combatir el desgaste. Por otro lado, al igual que la cúrcuma, posee una acción antiinflamatoria que ayuda a disminuir las molestias.
  • Glucosamina: a partir de ésta se originan otras sustancias esenciales para el sistema articular y esquelético del cuerpo humano. Por ello, su presencia es fundamental para tratar de disminuir el proceso de desgaste de cadera.
  • Vitamina C: se encarga de fortalecer los huesos y tendones. Contribuye a prevenir el desgaste y cada uno de sus síntomas asociados.

A medida que envejecemos, los huesos que conforman el esqueleto se desgastan; y, si hay una dieta baja en calcio, se genera un daño mucho más rápido. Por ello, existen productos como Aquilea Articulaciones Colágeno + Calcio, que contiene ácido hialurónico, calcio, vitamina K, vitamina D, vitamina C, colágeno y magnesio, lo que contribuye a un buen funcionamiento articular y ayuda a prevenir el desgaste de cadera.

legal

Aprende a cuidarte con nuestra Newsletter

Artículos Relacionados

En Aquilea,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo.