Huesos y Articulaciones

Qué es y para qué sirve el colágeno

El colágeno es una proteína cuya función principal es mantener unidas las diferentes estructuras del organismo, como los tendones, ligamentos, piel y músculos. Por ello, es una sustancia fundamental para el buen mantenimiento y funcionamiento de estas estructuras. Resulta ser la molécula proteica más abundante de todo el organismo, 1 de cada 4 proteínas del cuerpo es colágeno.

Una de las funciones que más desempeña el colágeno es proporcionar estructura a la piel y fortalecer los huesos.

Sin embargo, a medida que envejecemos, nuestro organismo va produciendo menos colágeno y como resultado salen arrugas, la piel se pone más frágil, duelen las articulaciones… es decir, nuestros tejidos se vuelven más delicados. Además, algunos hábitos pueden afectar a la producción del colágeno, como fumar, exponerse al sol muchas horas, una alimentación poco saludable o padecer ciertas enfermedades.

Propiedades del colágeno para nuestro cuerpo

Como hemos comentado, el colágeno sirve para mantener unidos los principales tejidos o estructuras que forman el cuerpo, así actuaría como un elemento de sostén que permite mantener unido el conjunto del cuerpo. Lo que hace el colágeno es formar las fibras y de esta manera se crean las estructuras del organismo. Es el responsable del grado de firmeza y elasticidad de estas estructuras y tiene un papel esencial en su hidratación.

Estos son los principales beneficios que tiene el colágeno:

  • Ayuda a aliviar las molestias en las articulaciones: Ayuda a mantener la integridad del cartílago, que es el tejido que protege las articulaciones. Al igual que pasaba con la salud de tu piel, al envejecer tu cuerpo produce menos colágeno, por lo que también deja de mantener la integridad del cartílago y con ello vienen los dolores de articulaciones. Los suplementos de colágeno, como Aquilea Articulaciones Forte-Dol, pueden prevenir las molestias y cuidar la flexibilidad de las articulaciones gracias a que contiene: cúrcuma, condroitina, glucosamina, colágeno, ácido hialurónico y vitamina C. La Cúrcuma ayuda a mantener la flexibilidad y el bienestar de las articulaciones así como mantener una buena movilidad
  • Mejora la salud de la piel: El colágeno, como ya hemos dicho anteriormente, su principal función es la de crear y mantener las estructuras de los tejidos, por lo que es un importante componente para la piel. El aspecto de la piel, las uñas o incluso del cabello dependen de esta proteína. El colágeno influye mucho en el fortalecimiento, firmeza y flexibilidad de la piel. Con el tiempo la piel se arruga, porque a medida que te haces mayor, tu cuerpo también deja de generar colágeno, por lo que tu piel se vuelve menos rígida. Cualquier producto a base de colágeno puede ayudar a retrasar el envejecimiento de la piel, reduciendo arrugas y la sequedad.
  • Previene la pérdida ósea: Tus huesos en su mayoría están hechos de colágeno. Por lo que cuando la cantidad de colágeno disminuye al envejecer, la masa ósea también empeora. Esto puede conducir a enfermedades como la osteoporosis, en dicha enfermedad una de las principales consecuencias es una baja densidad ósea.
  • Puede aumentar la masa muscular: El colágeno compone entre el 1% y el 10% del tejido muscular. Por lo que el colágeno es importante para que tus músculos se mantengan fuertes y funcionen correctamente. El consumo de colágeno para las articulaciones puede ayudar a aliviar enfermedades como la sarcopenia, que es una pérdida de masa muscular que ocurre al envejecer.
  • Ayuda a promover la salud del corazón: El colágeno da estructura a las arterias, los vasos sanguíneos que transportan la sangre desde el corazón al resto del cuerpo. Cuando hay una falta de colágeno en nuestro cuerpo, puede derivar en enfermedades como la aterosclerosis, que se caracteriza por el estrechamiento de las arterias, es decir, que puede provocar ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Artículos Relacionados

¿Te duelen las rodillas?

El dolor de rodillas en las personas que se aficionan a correr se puede deber a múltiples causas o a una combinación de varias; y en muchos casos, están relacionadas con el tipo de entrenamiento.

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo.