Silueta

Digestión de grasas

En muchas ocasiones, una dieta en la que la mayoría de alimentos tiene un alto índice de aceites grasos provoca una difícil digestión. Esto es debido a que el aparato digestivo solo permite una cierta cantidad de lípidos durante el proceso de metabolización de los alimentos. Por ello, para mejorar la digestión de grasas es recomendable evitar ciertos alimentos e incorporar nuevos hábitos.

La ingestión de grasas

Para conocer mejor el efecto que tiene la ingestión de grasas en el cuerpo, es preferible identificar las diferentes etapas por las que pasan los alimentos durante el proceso de la digestión. Los alimentos que son digeridos en las comidas recorren un trayecto mediante el cual son procesados y dan como resultado un conjunto de sustancias que son vitales para el funcionamiento del cuerpo.

Dependiendo de la cantidad que se haya consumido en la comida, la digestión de las grasas puede durar más tiempo de lo habitual. Por ello, es deseable conocer los diferentes tipos de grasas más habituales para evitar las digestiones pesadas:

  • Visibles: es añadida a los alimentos. Por ejemplo, el aceite de oliva en una ensalada.
  • Invisibles: las que contienen los alimentos en su estado natural.
  • Saturadas: son aquellas que poseen los productos frescos y se solidifican a temperatura ambiente.
  • Insaturadas: se encuentran en los alimentos de origen vegetal, como las semillas.
  • Monoinsaturadas: a diferencia de las insaturadas, ayudan a mantener los niveles normales del colesterol en la sangre.
  • Poliinsaturadas: ayudan a controlar los procesos metabólicos y el sistema cardiovascular. Se pueden encontrar en alimentos de origen vegetal o animal.
  • Trans: es la grasa que se produce en el procesado industrial de algunos alimentos, por ejemplo, en la bollería industrial o platos preparados.

En la digestión de las grasas se producen una serie de procesos químicos que, gracias a ellos, los alimentos pueden descomponerse y transformarse en energía. Además, la ingestión de grasas favorece el mantenimiento del equilibrio para que el cuerpo tenga la suficiente energía para funcionar correctamente.

Aquilea Quemagrasas

Ayuda a controlar el metabolismo de las grasas

¿Qué sucede en el cuerpo con la ingestión de grasas?

Una de las sustancias resultantes en el proceso de la digestión son las grasas, que son transformadas en lípidos para que las células del organismo puedan absorberlas. Todas estas transformaciones por las que pasan los alimentos tienen lugar en el aparato digestivo. El órgano encargado de ayudar al cuerpo a absorber las grasas y transportarlas al flujo sanguíneo es el hígado.

Una de las sustancias que puede encontrarse de manera natural en el cuerpo y que es producida por el hígado es el colesterol. Es un lípido que ayuda a la formación de ciertas hormonas y a la metabolización de la vitamina D para poder absorber el calcio y los ácidos biliares. El colesterol está clasificado dependiendo de su función:

  • Colesterol HDL: su función principal es la de proteger la pared interna de las arterias e impedir que se obstruyan.
  • Colesterol LDL: a diferencia del colesterol HDL, incrementa el riesgo de elevar la concentración de placas en las arterias impidiendo el correcto flujo sanguíneo.

Aparte de transformar los alimentos en sustancias, la ingestión de grasas ayuda a producir dos tipos de tejidos necesarios para el cuerpo, el tejido adiposo blanco y el oscuro. El blanco contiene la reserva de energía que el cuerpo necesita, mientras que el oscuro sirve para generar calor y proteger al cuerpo de temperaturas frías.

Consejos para mejorar los efectos de la ingestión de grasas

La ingesta de grasas es necesaria para mantener el cuerpo en un perfecto estado, aunque hay personas que pueden tener ciertas dificultades a la hora de digerirlas. Este problema puede ser causado por un desequilibrio interno que a la larga puede derivar en una molestia crónica. Para evitar estos inconvenientes y mejorar los efectos en la ingestión de grasas, pueden ayudarte los siguientes consejos:

  • Zumo de limón: es una solución natural que permite neutralizar los ácidos estomacales para ayudar a digerir los lípidos. Se recomienda su ingesta todos los días en ayunas.
  • Aquilea Quemagrasas: es un complemento alimenticio que ayuda a mejorar tu silueta, ya que contiene una única y exclusiva combinación de 8 extractos naturales que controla el metabolismo de las grasas. Con su composición de guaraná, cola de caballo y té verde eliminará los líquidos y toxinas acumuladas en el cuerpo.
  • Hábitos saludables: la práctica diaria de deporte y una dieta equilibrada ayudan a mantener estables las grasas corporales. La incorporación de rutinas adecuadas para el cuerpo proporciona efectos beneficiosos a corto y largo plazo.

En resumen, el consumo moderado de alimentos ricos en grasas es necesario porque ayuda al organismo a obtener una fuente de energía de reserva. Además, la grasa corporal sirve para amortiguar los golpes y proteger los órganos y el esqueleto. Por ello, es beneficioso encontrar un punto intermedio en la ingestión de grasas.

Aquilea Quemagrasas

Ayuda a controlar el metabolismo de las grasas

Aquilea Quemagrasas

Ayuda a controlar el metabolismo de las grasas

legal

Aprende a cuidarte con nuestra Newsletter

Otros Productos en Silueta y Belleza

Aquilea Detox+Quemagrasas

Detoxifica tu cuerpo con el Plan Exprés en 10 días.

Aquilea Drenante

Contribuye a la eliminación de líquidos acumulados en el organismo

Aquilea Celulite

Contribuye a la disminución de celulitis y a mantener la circulación venosa.

Aquilea Quemagrasas

Ayuda a controlar el metabolismo de las grasas

Aquilea Chitosán Forte

Ayuda a eliminar el exceso de grasa en la dieta

Aquilea Té Verde

Ayuda a controlar la retención de líquidos y el aumento de peso

Aquilea Alcachofa

Contribuye a la digestión de las grasas

Aquilea Resveratrol

Contribuye a prevenir el envejecimiento celular

Artículos Relacionados

Cómo eliminar la grasa de las piernas

Con el verano y el buen tiempo, nuestro deseo de lucir un cuerpo 10 aumenta. Seguramente sientas frustración ante esas zonas del cuerpo que son más propensas a la acumulación de grasa.

Digestión de grasas

En muchas ocasiones, una dieta en la que la mayoría de alimentos tiene un alto índice de aceites grasos provoca una difícil digestión.

Tipos de celulitis

La celulitis, que se produce no por el aumento de peso, sino por el almacenamiento de tejido adiposo y líquido en ciertas zonas del cuerpo, hace que la piel tenga aspecto abultado, irregular y con depresiones.

En Aquilea,
tu privacidad es lo primero

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies .Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo.