Huesos y Articulaciones

Para qué sirve la vitamina D y qué beneficios nos proporciona

Todo el mundo sabe que el calcio es uno de los componentes básicos más importantes de nuestros huesos y dientes. Pero, para que el calcio pueda llegar a los huesos, la vitamina D es indispensable. Esta sustancia es la que contribuye a facilitar la absorción del calcio de los alimentos y su incorporación a nuestros huesos; y, si no tomamos suficiente, correrán el riesgo de debilitarse a largo plazo. Para lograr un suministro óptimo de calcio que nos ayude a protegerlos y preservarlos, la ingesta de vitamina D es imprescindible.

Para qué sirve la vitamina D y cuál es su función en nuestro organismo

La vitamina D está a cargo de muchas tareas importantes en nuestro cuerpo y se considera un biofactor indispensable para el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico. Otra de las principales funciones de la vitamina D consiste en regular el calcio en nuestro organismo porque, tal y como ya se ha explicado, ayuda a controlar la absorción y utilización del mismo.

Si nuestro cuerpo no tiene la vitamina D suficiente, no llega la cantidad de calcio óptima a la sangre a través de las paredes intestinales y el nivel de calcio disminuye, independientemente de la cantidad de calcio que recibamos de los alimentos.La vitamina D, ¿cómo se sintetiza?

La vitamina D es un nutriente esencial para la salud presente en algunos alimentos. También es de las pocas sustancias que los seres humanos pueden sintetizar por sí mismos. Por lo tanto, su clasificación como “vitamina” no es completamente aplicable, porque en realidad es una prohormona.

La vitamina D se activa a través de la luz solar (para ser más precisos, la radiación UV-B en la piel), y se sintetiza a partir del dehidrocolesterol. De la sangre llega al hígado, donde se almacena.

En los días de verano, el organismo puede llegar a sintetizar hasta 250 microgramos de vitamina. Sin embargo, durante los meses más fríos de invierno en los que el sol no abunda tanto y salimos menos a la calle, no recibimos suficiente radiación UV-B como para sintetizar nueva vitamina D y debemos tirar de las reservas que previamente ha almacenado nuestro organismo, pero esta cantidad no siempre es suficiente. Por tanto, surge la necesidad de ingerir la vitamina D de forma externa para poder seguir absorbiendo el calcio que necesitamos.

Calcio y vitamina D, imprescindibles para niños y ancianos

Aunque el calcio también puede llegar a la sangre de forma pasiva (es decir, sin la ayuda de la vitamina D), la cantidad real que se obtiene por esta vía es ínfima. En los adultos sanos esto no es tan grave porque la necesidad de calcio es menor; pero, en el caso de los bebés y los niños pequeños, la falta de vitamina D puede suponer un problema porque deben incorporar mucho calcio para contribuir a que sus huesos se desarrollen correctamente.

Del mismo modo, la deficiencia de vitamina D puede acarrear consecuencias en la vejez debido a la estrecha relación que tiene este nutriente con la absorción del calcio. Conforme envejecemos, los huesos se van volviendo cada vez más frágiles y el riesgo de fracturas por golpes o caídas es mayor, así que es necesario suministrar una mayor cantidad de calcio -y de vitamina D para poder absorberlo-. Esto también puede ayudar a prevenir los efectos de enfermedades degenerativas óseas como la osteoporosis.

¿Cómo podemos obtener la vitamina D que necesitamos?

Afortunadamente, la vitamina D se puede absorber a través de los alimentos, aunque de forma limitada. Esta sustancia es especialmente abundante en pescados grasos y otros productos marinos, pero también se encuentra en huevos y productos lácteos.

Para que el propio cuerpo pueda sintetizar vitamina D, es necesario exponer suficiente piel al sol. Sin embargo, no debemos obviar el riesgo que representan los rayos UVA para la piel. Para absorber la suficiente vitamina D sin ponerla en peligro, lo ideal es tomar el sol durante unos minutos (más o menos tiempo en función del tipo de piel) a primeras horas de la mañana o últimas de la tarde, que es cuando menos quema; y, después de esos pocos minutos, ya se debe aplicar el protector solar si se va a someter al cuerpo a una exposición más prolongada.

Calcio, vitamina D y colágeno: la combinación ganadora para fortalecer los huesos y articulaciones

Es importante aclarar que el calcio obtenido a través de la dieta o a través de suplementos no puede ser absorbido si no hay colágeno. El colágeno tiene, como propiedad, el poder de combinarse perfectamente con minerales y otras sustancias, lo que ayuda a conseguir una estructura ósea dura y rígida. Además, el colágeno, en combinación con la vitamina D y con el calcio, también puede contribuir a fortalecer las articulaciones y mejorar el estado de la piel.

Como hemos estado comentando, la ingesta de vitamina D es imprescindible para nuestra salud, sobretodo en los meses con menos exposición al sol o etapas de nuestras vidas en las que tenemos un déficit. Además, la necesitamos para lograr un suministro óptimo de calcio que nos ayude a proteger y preservar nuestros huesos y articulaciones.

Para lograr un nivel óptimo de vitamina D y obtener sus propiedades, puedes ayudarte con complemento alimenticios como Aquilea Vitamina D+ que además de contener 10µg de vitamina D3, posee Resvetratol y Vitamina E, que contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo.

Artículos Relacionados

https://storage.googleapis.com/statics-pro-uriach-web/images/Crujir_Articulaciones.2e16d0ba.fill-352x264.png
Huesos y Articulaciones
¿Crujen tus articulaciones?

Para comprender por qué crujen las articulaciones, es básico saber primero que su movimiento es posible, entre otras cosas, a la presencia del líquido sinovial.

https://storage.googleapis.com/statics-pro-uriach-web/images/prevenir-lesiones.2e16d0ba.fill-352x264.jpg
Huesos y Articulaciones
Cómo prevenir las lesiones

Ahora que ya podemos salir más a la calle, muchos deportistas han vuelto a sus rutinas. Asimismo, otras muchas personas que antes no lo eran se han animado a empezar con esta saludable actividad.

https://storage.googleapis.com/statics-pro-uriach-web/images/ThinkstockPhotos-625903964.2e16d0ba.fill-352x264.jpg
Huesos y Articulaciones
Cómo cuidar las articulaciones, las bisagras del cuerpo

Nuestras articulaciones (hombros, codos, muñecas, rodillas, etc.) son como las bisagras de una puerta: si no las cuidas adecuadamente, las fuerzas o las sobrecargas, pueden acabar funcionando mal.

https://storage.googleapis.com/statics-pro-uriach-web/images/Portada-correr-rodilla.2e16d0ba.fill-352x264.png
Huesos y Articulaciones
¿Te duelen las rodillas?

El dolor de rodillas en las personas que se aficionan a correr se puede deber a múltiples causas o a una combinación de varias; y en muchos casos, están relacionadas con el tipo de entrenamiento.

https://storage.googleapis.com/statics-pro-uriach-web/images/estiramientos-dolor-articular.2e16d0ba.fill-352x264.jpg
Huesos y Articulaciones
Estiramientos contra el dolor articular

Los beneficios de los estiramientos en el sistema muscular parece que los conoce todo el mundo; quien los practica, mantiene mejor su flexibilidad y movilidad, se lesiona menos y se recupera mejor del esfuerzo físico.

https://storage.googleapis.com/statics-pro-uriach-web/images/cuidr_articulaciones.2e16d0ba.fill-352x264.png
Huesos y Articulaciones
Practicar deporte sin dañar las articulaciones

Ya sea porque te acabas de iniciarte o porque llevas varios años haciéndolo, la duda sobre si el deporte perjudica las articulaciones se suele plantear siempre.

https://storage.googleapis.com/statics-pro-uriach-web/images/admin-ajax_4.2e16d0ba.fill-352x264.png
Huesos y Articulaciones
Alimentos anti-inflamatorios para cuidar las articulaciones

Como hemos explicado en varias ocasiones, el cartílago –que forma parte de nuestras articulaciones- es un tejido flexible, presente en los extremos de los distintos huesos que impide el roce y facilita la movilidad.

https://storage.googleapis.com/statics-pro-uriach-web/images/calcio-39j8lm0qvrs2krnf9gkveo.2e16d0ba.fill-352x264.png
Huesos y Articulaciones
¡Toma calcio! La mejor inversión para tus huesos

El calcio es el mineral con mayor presencia en el organismo, hasta el punto que representa alrededor del 2% de nuestro peso corporal.

https://storage.googleapis.com/statics-pro-uriach-web/images/Destacado_770x328-39iwmejzs8p8ra2q.2e16d0ba.fill-352x264.png
Huesos y Articulaciones
Aquilea Articulaciones Forte-Dol mejora la disolución de sus ingredientes principales

A medida que cumplimos años, nuestras articulaciones se desgastan y pierden movilidad, un proceso que el deporte y la actividad física pueden acelerar. D

https://storage.googleapis.com/statics-pro-uriach-web/images/Destacado-col-mag-39iwmefgxy61z8bv.2e16d0ba.fill-352x264.jpg
Huesos y Articulaciones
Aquilea logra una excelente disolución del colágeno gracias a su firme apuesta por la innovación

La marca logra una mejor solubilidad del colágeno para facilitar su uso por parte de los consumidores, obteniendo una gran ventaja competitiva

Le informamos que, a través de esta página web gestionada por URIACH CONSUMER HEALTHCARE, S.L. (en adelante, “URIACH”) utilizamos cookies técnicas, de personalización, analíticas para analizar los hábitos de navegación en la página web, publicitarias para gestionar de forma eficaz el contenido publicitario que le mostramos, y de publicidad comportamental para mostrarle contenido acorde con sus intereses. Para obtener más información lea nuestra Política de Cookies. Pulse en “Configurar Cookies” para personalizarlas. Si pulsa en “Aceptar", acepta su uso completo.